La importancia del fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es una reserva de dinero ahorrada exclusivamente a cubrir gastos imprevistos

En la vida, enfrentamos innumerables situaciones imprevistas que pueden poner en riesgo nuestra estabilidad financiera. Desde una reparación inesperada de tu carro, hasta una pérdida de empleo o temas de salud, contar con un fondo de emergencia se convierte en la clave para tener tranquilidad financiera.

Un fondo de emergencia es una reserva de dinero ahorrada exclusivamente a cubrir gastos imprevistos y situaciones de emergencia. Este fondo actúa como un salvavidas financiero, proporcionando la tranquilidad y seguridad necesarias para afrontar crisis inesperadas sin comprometer tu estabilidad económica.

La importancia de un fondo de emergencia como mencionamos es poder protegerte ante imprevistos, como reparaciones, facturas médicas u hospitalarias o pérdida de ingresos.

Pero también tiene otros beneficios como por ejemplo evitar endeudarte.

Al contar con tu fondo de emergencia evitas recurrir a préstamos y/o tarjetas de crédito, incluso extrafinanciamientos, que pueden tener tasas de interés muy altas.

Cuando tienes un fondo de emergencia puedes reducir el estrés financiero y crear más paz, ya que contar con un colchón te ayuda a saber que si pasa cualquier cosa tienes con qué cubrirlo.

La cantidad ideal a tener en un fondo de emergencia depende de cada situación. La recomendación es tener ahorrado de 3 a 6 meses de tus gastos fijos en tu fondo de emergencia. Estos gastos fijos incluyen: renta, colegios, supermercado, servicios básicos, etc.

Para poder construir este fondo de emergencia con éxito es importante comenzar a establecer metas de ahorro mensual. Tu primer meta de ahorro no es para un carro o una casa, debe ser tener este fondo de emergencia. Llevar un control de presupuesto te va a permitir saber en cuanto tiempo tendrás ahorrado por completo tu fondo.

Recuerda que este fondo de emergencia es prioridad, antes de cualquier otro tipo de gasto o inversión.  Debes ser disciplinado y comprometido con tu fondo de emergencia para lograr el éxito y no utilizarlo para gastos no urgentes. Para evitar la tentación de tocar y usar tu fondo de emergencia, te sugiero lo tengas en otra cuenta separada incluso puede ser en un banco que no utilizas tan frecuente.

Circunstancia y fondo de emergencia

Tu fondo de emergencia irá cambiando con el tiempo según tus circunstancias, por eso revísalo constantemente para ver si es necesario ajustar la cantidad que estas destinando para esto. Haz los ajustes necesarios en tu presupuesto.

Puedes comenzar hoy mismo con tu fondo de emergencia, mi sugerencia es comenzar a separar un 10% de tus ingresos para lograr crearlo en un período aproximado de 9-12 meses. Como hemos sugerido en otros artículos, cuando tienes una meta de ahorro, debes separarlo al inicio de cada mes o el día de que recibes tu pago.

Como ya te diste cuenta, un fondo de emergencia es tu protección contra los movimientos inesperados de la vida y tu principal aliado en la búsqueda de estabilidad financiera. Al priorizar la creación y mantenimiento de tu fondo de emergencia, estarás construyendo una base sólida para proteger tu bienestar financiero y enfrentar cualquier reto con confianza y tranquilidad.

Por: Katina Zedan – Redes Sociales: Instagram: @katinazedan  Facebook: Katina Zedan

Deja un comentario