Share This Post

ESI

Construyamos sueños

Construyamos sueños

#DatetiempoparaconstruirtuVida

El e​mbarazo y la maternidad en la adolescencia son fenómenos que afectan la salud sexual, la salud reproductiva y el bienestar de las mujeres jóvenes, sus familias y comunidades, así como al desarrollo de un país, dados los múltiples efectos en los campos de la salud física, psicosocial y en los campos políticos, económicos y sociales que interfieren​ no solo en la calidad de vida y salud de los y las adolescentes y sus familias​, sino también al colectivo en general.

​La clave de la prevención del embarazo está en garantizar que adolescentes y jóvenes tengan participación real, no sólo en cuanto a sus derechos sexuales y  derechos reproductivos, sino también dentro de la sociedad y la economía del país.​​

La maternidad juvenil tiene una mayor representación en comunidades pobres​, Huhuetenango, Alta Verapaz, Ciudad Guatemala, Peten, Quiché,  son los lugares que rebasaron en el 2019 los 5 mil casos.

Esta problemática reproduce el ciclo de pobreza y tiene como consecuencia para la sociedad una alta pérdida de población con posibilidades de educación y productividad, lo que finalmente repercute en la exclusión social. La exclusión se expresa en las dificultades para la continuidad educativa, la inserción en el mercado laboral y la obtención de suficientes recursos económicos para continuar el curso de vida. Otros determinantes del embarazo adolescente son la aceptación social y cultural del mismo en algunas comunidades, especialmente en condiciones de alta vulnerabilidad social, ​ donde se constituye en ​un factor que ayuda al reconocimiento social o a la compensación afectiva de las madres adolescentes. En contextos de desplazamiento forzado, la violencia estructural está asociada al embarazo adolescente. La residencia en zonas rurales y, adicionalmente, la pertenencia a grupos de población indígena, son también determinantes en la presentación del embarazo adolescente. Los factores protectores reconocidos desde la evidencia científica como efectivos son la educación integral para la sexualidad y el acceso a servicios de salud sexual y salud reproductiva.

Es nuestra responsabilidad como adultos educar, formar y aconsejar a las y los adolescentes como parte de su Derecho a la salud sexual y salud reproductiva, pero más aún al vivir en una cultura ciudadana basada en los valores, el respeto, la autoestima y desarrollo integral.

 

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
YouTube
Instagram