Share This Post

Emprendimiento

Impulsando tu emprendimiento

Impulsando tu emprendimiento

Consejos ante la nueva normalidad.

¿Eres emprendedora o estás planeando comenzar con tu propio negocio? Te compartimos a continuación algunos consejos para que pongas en marcha tus ideas 

Hoy más que nunca, las mujeres están presentes en el mundo del emprendimiento; ellas impactan de forma positiva en su economía, la de sus colaboradores y, por supuesto, contribuyen al Producto Interno Bruto (PIB) del país.

No obstante, ser emprendedor y generarse un empleo no es lo mismo. Comúnmente, un nuevo negocio comienza a partir de la implementación de las actividades en lo que el emprendedor es bueno. Sin embargo, es importante entender que un negocio necesita mucho más tiempo del que el desarrollo de la actividad en sí implica; por ejemplo:  labores administrativas, de promoción, de proveeduría, entre otras.

Entonces, ¿cómo ejecutarlo  y a la vez, hacerte realmente dueña de tu propio negocio?

Durante estos meses de contingencia y en vísperas de una “nueva normalidad” para emprender, te compartimos a continuación algunos consejos para todas las mujeres que tienen un negocio propio o están en el proceso de empezar con uno:

  • Elimina los tabúes: no hay nada más discriminatorio que tú misma limites tus propias capacidades. Reconoce y cree firmemente que puedes tener los mismos o mejores resultados que cualquier otra persona, dándote también el tiempo para explorar otras experiencias más allá del ámbito laboral.
  • Instituye tiempos: con la misma importancia y entrega que dedicas al desarrollo de tu idea de negocio, recuerda que debes ver por tu cuidado personal. Define tiempos para tu actividad empresarial y respeta tus espacios libres. Esto se ha vuelto un gran reto en días donde parece que las horas pasan y pasan, pero el tiempo no existe. Sin embargo, establecerte periodos de tiempo realistas de cumplimiento por actividad, te ayudará a enfocar tu mente en objetivos claros y desempeñarte mejor en cada una de tus actividades diarias.
  • Sé flexible: al ser emprendedora, eres generadora de empleo ¡Qué privilegio, pero también qué gran responsabilidad! Los espacios de trabajo sin duda ya no van a ser los mismos que antes, siendo un aspecto que, gracias al cambio tan drástico al que la sociedad se tuvo que adaptar, se aceleró de manera impresionante. Es momento de definir nuevas culturas laborales que ofrezcan diferentes esquemas de trabajo donde las y los colaboradores se puedan desempeñar al 100 por ciento. Uno de los beneficios que la pandemia nos trajo es reconocer la capacidad de las personas de entregar los mismos o mejores resultados, sin importar su ubicación geográfica.
  • Rodéate de las personas correctas: a veces por miedo a confiar en personas desconocidas, solemos hacernos responsables de áreas que no necesariamente dominamos. Tienes que tener en cuenta que, para hacer crecer tu negocio, es sumamente importante y sano saber delegar actividades a especialistas en otras áreas. Si estás comenzando un proyecto recientemente y cuentas con capital limitado, ¿qué tal si le pides a tu mejor amiga experta en finanzas que te dé una mentoría una vez al mes? Seguro que en tu red de contactos cuentas con más de un experto dispuesto a ser parte de tu emprendimiento.
  • Ofrece alternativas de pago: actualmente, es preferible evitar el uso de efectivo por cuestiones de salud, y el uso de tarjetas bancarias ha tomado relevancia gracias a su comodidad y accesibilidad. Incluso se podría decir que es un must que cualquier comercio debe tener. Sin importar si ofreces productos o servicios, las soluciones de pago digitales han cobrado mayor relevancia en esta nueva normalidad.
  • Arriésgate: en Guatemala un gran porcentaje  las Pequeñas y medianas empresas (PyMEs) son lideradas por mujeres, no obstante, es necesario crear la cultura de que también somos capaces de buscar inversionistas y socios de negocio que quieran ayudar a crecer nuestra idea. Tristemente, preguntas como “¿cuántos hijos planea tener en el corto y largo plazo?” aún prevalecen en las conversaciones de negociación cuando una mujer está de por medio. Es tiempo de comenzar a cambiar eso.

Cree firmemente en tu idea de negocio y defiéndelo hasta el final. No hay nada más convincente que una mujer segura. Esto te ayudará a convencer a potenciales socios de negocio y lograr levantar capital que hará crecer tu proyecto.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register