Home Noticias Empresariales Protección de riesgos

Protección de riesgos

Por Redacción
0 Comentario

Proteja su seguridad financiera con un seguro de daños para inmuebles

La Asociación de Corredores de Seguros y Fianzas de Guatemala (ACORDES) recomienda proteger la seguridad financiera por medio de un seguro de daños para casa, oficina o negocio, que refleje una importante inversión para el futuro.

“Actualmente la protección de bienes debe ser un punto relevante para todo propietario. Y es que tener la oportunidad de poder cubrir los costos asociados a daños inesperados, sin lugar a duda proporciona tranquilidad en momentos de crisis y evita gastos monetarios elevados”, comentó Jorge Pablo López, presidente de ACORDES.

Con el objetivo de apoyar a los guatemaltecos a comprender mejor los beneficios de este tipo de seguro, ACORDES ofrece información valiosa y consejos del experto:

Protección ante riesgos imprevistos: Un seguro de daños brinda una capa de protección financiera en caso de eventos inesperados que pueden causar daños a la propiedad, como incendios, inundaciones, robos, actos de vandalismo o desastres naturales. Sin este seguro, se tendría que asumir personalmente todos los costos de reparación o reemplazo, lo que puede ser muy abrumador y en algunos ocasiones hasta imposible.

Respaldo a la inversión: Tanto si se trata de un hogar, oficina o negocio, estas propiedades suelen representar una inversión importante. Un seguro ayuda a proteger esa inversión y garantiza que, en caso de daño, se pueda recuperar parte o la totalidad del valor de la propiedad, lo que permite reconstruir o reemplazar lo que se haya perdido.

Tranquilidad financiera: Cuando ocurre un desastre, la carga financiera puede ser estresante. Un seguro de este tipo reduce la carga al cubrir los costos de reparación o reconstrucción, lo que proporciona tranquilidad y evita que se tenga que utilizar ahorros o endeudarse significativamente.

Cumplimiento de requisitos hipotecarios: Si se tiene una hipoteca para casa u oficina, es probable que el banco requiera que se compre un seguro de daños como parte de los términos del préstamo. Esto garantiza que la propiedad esté protegida y el valor del préstamo esté respaldado.

Protección de bienes personales o comerciales: No solo cubre la estructura de la propiedad, sino también las pertenencias o activos empresariales en su interior. En caso de un robo o daño, el seguro puede ayudar a reemplazar los bienes personales o comerciales.

Responsabilidad civil: Algunos seguros también incluyen cobertura que protege en caso de que alguien resulte herido en la propiedad y presente una demanda. El seguro puede cubrir los costos legales y las indemnizaciones, evitando así gastos de último momento.

Adaptabilidad a las necesidades: Suelen ser flexibles y personalizables, ya que permiten elegir el nivel de cobertura que se adapte mejor a las necesidades y presupuesto de cada propietario, lo que brinda protección adecuada para la situación específica.

Es importante considerar que cada póliza es diferente y debe adaptarse a las necesidades específicas del asegurado (bienes comerciales o personales). Y es fundamental conocer bien los detalles de la póliza que se contratará, para tener claro qué está cubierto y qué no, para lo que la asesoría del corredor es clave y esta no tiene un costo adicional para el asegurado, además le ayuda a entender exactamente lo que está adquiriendo.

“Recuerden siempre asesorarse con un corredor de seguros debidamente registrado en la Superintendencia de Bancos de Guatemala, para adquirir su seguro y apoyarse en la gestión de reclamos cubiertos por la póliza”, finalizó Jorge Pablo López, presidente de ACORDES.

Si desea obtener más información sobre ACORDES y sus asociados, puede visitar la página www.acordesguatemala.org/asociados o escribir a su correo electrónico: info@acordesguatemala.org.

You may also like

Deje un comentario