liderazgo 1

Las caracteristicas y comportamientos emprendedores

¿Ha escuchado hablar sobre los “emprendedores”? Es un calificativo que pocas veces nos detenemos a escudriñar cuál es su significado más profundo. De tal suerte, nos dedicamos a utilizar la palabra como una mera expresión de halago para quienes sentimos la merecen.

Sin embargo, en muchos de los casos terminamos asociándolo a una sola característica de las personas, cuando esto representa muchas otras.

Habrá que decir primero que estamos hablando en este artículo de los emprendedores en su ámbito natural más representativo que es el empresarial. Existen sin lugar a dudas emprendedores en otras áreas, como por ejemplo, los llamados emprendedores sociales o los emprendedores artísticos o deportivos. Se tiene que hacer una diferencia ya que cuando intentamos definir cuáles son las características que los vuelven emprendedores, resulta que estas cambian dependiendo de su naturaleza. Así pues, las características de las personas emprendedoras empresariales, son distintas a las de una persona emprendedora social, etc. Y aunque pueden coincidir algunas, habrá otras que no aplican de un caso a otro.

Ser emprendedor no es precisamente algo simple, no es una tarea fácil.  Significa, como hemos mencionado, tener una serie de características personales que se pueden traer desde la   infancia o se pueden aprender con una práctica consiente de los comportamientos emprendedores. Hemos hablado de dos cosas: características y comportamientos. Una característica es un rasgo de personalidad, algo que define a una persona. Los comportamientos son acciones visibles de una persona, son sus hábitos para hacer las cosas.

Se han realizado varias investigaciones para definir a una persona emprendedora. Uno de los estudios más serios realizado fue en el año de 1982, la compañía Management System International y Mc Ber & Company, la consultora de David Mc Clelland, desarrolló un proyecto, cuyo objetivo era detectar si los empresarios exitosos tenían o no comportamientos en común, y de ser así, identificar cuáles eran esos comportamientos. La investigación se desarrollo en varios países de todos los continentes mediante la metodología de “análisis de competencias”. Se analizaron emprendedores exitosos y lo que resultó de este estudio fue que efectivamente si existen patrones de comportamiento reiterados, independientemente del país, clase social, escolaridad, raza o género. Todos los analizados parecían comportarse de la misma forma y esa forma de comportarse es la que les da éxito en sus negocios.

Cuando se entrena a  personas que desean ser emprendedoras, lo que se hace precisamente es modificar comportamientos, generar competencias emprendedoras. Las características emprendedoras detectadas y sus comportamientos son:

Búsqueda de oportunidades e iniciativa – Actúa antes de que se lo pidan o antes de ser forzado por las circunstancias.Actúa para extender el negocio hacia nuevas áreas productos o servicios.Aprovecha oportunidades poco usuales para lanzar un negocio, obtener financiamiento, equipo, terreno, lugar de trabajo o asistencia.

Persistencia – Toma acción frente a un gran desafío.Toma acciones repetidas o cambia de estrategia para hacer frente a un o para superar obstáculos.Se responsabiliza personalmente por hacer todo lo necesario para alcanzar sus metas y objetivos.

Cumplimiento – Recurre a sacrificios personales o se esmera en forma extraordinaria para terminar un trabajo.Colabora con sus empleados u ocupa su lugar si es necesario para terminar un trabajo.Se esmera por mantener satisfechos a sus clientes y valora la buena voluntad a largo plazo por encima de las ganancias a corto plazo.

Exigir eficiencia y calidad – Se esmera por hacer las cosas un poco mejor, más rápido o más barato.Toma acción para garantizar que se cumplan o se excedan las normas de calidad.Desarrolla o utiliza procedimientos para cerciorarse que el trabajo se termine o que llene los requisitos.

Correr riesgos calculados – Calcula riesgos deliberadamente y evalúa alternativas.Toma acción para reducir los riesgos o controlar los resultados.Se coloca en situaciones que conllevan un reto o un riesgo moderado.

Fijar metas – Fija metas y objetivos que tienen significado personal y que conllevan un reto.Tiene visión clara y específica a largo plazo.Fija objetivos medibles a corto plazo.

Búsqueda de información – Personalmente procura información sobre clientes proveedores y/o la competencia.Personalmente investiga cómo fabricar un producto o proporcionar un servicio.Consulta a expertos técnicos y comerciales.

Planificación sistemática y seguimiento – Planifica dividiendo tareas grandes en sub tareas con tiempos de entrega establecidos.Constantemente revisa sus planes para tomar en cuenta resultados obtenidos y circunstancias cambiantes.Lleva registros financieros y los emplea en la toma de decisiones.

Persuasión y redes de apoyo – Se vale de estrategias deliberadas para influenciar y persuadir a otros.Usa a personas clave como agentes para alcanzar objetivos propios.Desarrolla y mantiene una red de contactos o negocios.

Auto confianza e independencia – Busca autonomía de las reglas o del control de otros.Hace prevalecer su punto de vista aún ante la oposición o frente a resultados adversos.Expresa confianza en su propia habilidad de terminar una tarea difícil o hacerle frente a un reto.

El emprendedurismo se evidencia en la forma en que una persona se comporta, sus conductas y sus hábitos.  Usted puede ser un experto en gestión empresarial y no ser necesariamente emprendedor. Puede ser técnicamente capaz para realizar una actividad, y seguir sin ser emprendedor. Pero también puede agregarle a su capacidad de gestión y su capacidad técnica el ingrediente indispensable del comportamiento emprendedor. Una persona es lo que reiteradamente hace, por lo que si usted decide convertirse en una persona emprendedora o fortalecerse más como tal, puede entrenarse y practicar conscientemente los comportamientos emprendedores para hacer cambios en la forma en que hace las cosas, en su conducta.

Quisiera terminar este artículo diciendo que ser emprendedor no lo hace a usted una mejor o peor persona. No todas las personas desean ser emprendedoras, lo cual es comprensible. Ser emprendedor es simplemente un estilo de vida distinto a otros,  pero no quiere decir que sea el mejor estilo de vida para todos. Es una decisión personal el serlo o no. Hay quienes prefieren ser trabajadores en relación de dependencia, otros burócratas o asesores, y eso está bien. Cada estilo de vida tiene sus ventajas y desventajas. Quien se decide ser emprendedor, escoge una vida llena de sorpresas buenas y malas, llena de riesgos y de retos, con mucha incertidumbre a pesar de los buenos cálculos. Quien abre brecha tiene la posibilidad de equivocarse, pero también de triunfar.

0 shares
Artículo anterior

La economía la mueven las mujeres

Artículo siguiente

El éxito en el trabajo está en la actitud

Deja un comentario