Share This Post

Familia

Lo que he aprendido del autismo

Lo que he aprendido del autismo

Por: Lucy Ochoa de Molina – https://www.facebook.com/incluyeme.guate/

Como madre de una niña con autismo, te comparto algunas premisas de mi forma de pensar o actuar que me fortalecen y motivan a seguir adelante y poder llevar un equilibrio:

Somos una familia con autismo – Sí así es, mi familia tiene autismo, nosotros somos parte de esto, ella es hija, hermana, nieta, prima, vecina, alumna ella es parte de toda una vida. Nuestros hijos no están solos en esto, así que empecemos a compartir y dignificar su vida con todos.

No me angustio – Si yo estoy feliz y tranquila, eso le transmitiré a mi hija. Su desarrollo va conforme su ritmo y sus necesidades.

Me enseñó a percibir el mundo de distinta forma – Mi hija ve de otra manera el ambiente. Siempre he dicho, que ella ve la vida en una diferente perspectiva y en otro ángulo. Ella ve lo que nosotros no podemos ver.

Ella es independiente – Respeto su espacio, pero no la dejo sola, le doy oportunidades de explorar y crecer.

Doy oportunidades – Me informo, consulto, investigo para darle oportunidades de desarrollo. Llevo periódicamente a mi hija a su monitorio de niño sano y sobre todo no dejo de darle oportunidades de inclusión: terapias especializadas, abordar la socialización y fomentar los las relaciones familiares.

Estoy consciente de su diagnóstico – No niego el diagnóstico de mi hija, sé que no hay cura, al igual que todavía no se sabe su etiología. Pero trabajo todos los días para que ella gane habilidades y espacios, tengo fe y esperanza en las capacidades de mi hija. No te encasilles en lo negativo, siempre ve para delante y piensa positivo.

Mi hija es libre – Ella juega diferente que los demás niños de su edad. Su juego es más profundo y en mi parecer hasta más inteligente, a ella le gustan los rompecabezas, alinear, organizar, clasificar ver detalles, cuando juega es como que se sintiera libre, relajada y fresca. Dale oportunidad abre espacios para jugar con otros niños y niñas, juega tú con él o ella, por medio del juego conocemos a nuestros hijos, transmitimos emociones, sentimientos y sobre todo valores morales.

No me obsesiono – Si como madre me pongo nerviosa u obsesionada es como que si negara el valor de su vida.

Por lo tanto, debemos amarlos, ellos nos transmiten felicidad y amor puro. Bendigamos la vida de nuestros hijos.

No me siento culpable Dios me ha escogido a mí para ser madre de un ser maravilloso y único, él me eligió a mí para poder cuidar y apoyar a mi hija… ¡Qué privilegiada soy!

Mi hija es como todos los demás – Ella ni sabe que tiene “autismo” ni mucho menos sabe que es ser diferente, típica o neurotípica o “normal”. Por lo tanto, he aprendido que todas las personas con o sin discapacidades, tienen que esforzarse y trabajar para alcanzar sus metas, dándoles oportunidades y apoyos. Si luchas por tú felicidad, es claro que conseguirás ser feliz.

Cuando le hablo – Primero le digo su nombre para captar su atención. A las personas con autismo en muchas ocasiones se les dificulta darse cuenta que hay alguien ahí, hablándoles, ellos solo oyen un voz. Por eso cuando quieras hablar con él o ella atrae su atención antes de empezar hablar, atráelo con una caricia, llamándole por su nombre, sobre todo con respeto.

No necesito dar explicaciones – No necesito justificar o dar explicaciones por qué mi hija actúa de manera diferente cada vez que voy a un lugar público y ven a mi hija con extrañeza. Yo solo busco que ella sea feliz y se divierta, mi hija es bella por fuera y más por dentro, es un ser puro, si los demás no quieren ver eso, es asunto de ellos.

Le gusta estar acompañada – A mí hija no le gusta que la pierda de vista, ella siente mi presencia, debo ser y soy madre como cualquier otra. Sé que hay altos y bajos en su desarrollo y comportamiento, pero sé que es parte del espectro, no lo doy por imposible. El hecho que este allí, la fortalece.

Mi hija necesita compartir con los demás  – Es la parte más difícil, la sociedad no está preparada para nuestros hijos, así que lleva a tu hijo o hija a actividades que otros niños hacen como natación, baile, jugar en el parque, dale oportunidades de inclusión y verás que feliz es.

Demos razones y motivos por qué vivir dentro de la sociedad, demos oportunidad a otros a que entren a su mundo. No nos quedemos solamente lamentándonos en forma impotente.

Mi hija es capaz Mi hija es capaz de hacer lo que ella quiere, mi hija sabe lo que necesita, en el momento preciso y oportuno. Mi hija tiene capacidades superiores que otras personas no las tiene, ella va llegar donde ella quiera, llegará lejos y brillará.

Valoro a mi hija – Cada logro, cada aprendizaje lo celebro y se lo hago saber. Abramos puertas, quitemos obstáculos para que sientan seguridad y confianza en todo lo que realizan.

No necesito tratarla diferente – Mi hija no es un robot que se programa. Las personas con autismo son humanas, no las limitemos o encasillemos en un estilo de vida que estereotipe su vida, seamos flexibles y espontáneos.

Mi hija es parte de una familia y una comunidad, nació en un planeta que se llama Tierra y ella necesita igual que tú de todo lo que está a nuestro alrededor, no hay razón para que ocultemos lo que ellos tienen que mostrarnos y enseñarnos.

Es un sube y baja – Hay momentos en que pierdo la paciencia, sobre todo cuando grita y llora, me siento triste y desesperada. Lo mejor es dejarla que saque todo al exterior, lo que trato de pensar es que es algo que ella utiliza para descargarse de todas las frustraciones que vive día a día, soportar que la vean de manera extraña, que los niños y niñas en los parques no quieran jugar o compartir con ella, que en la escuela le exijan más de lo que ella puede dar en ese momento, de no poder comunicarse de decirnos lo qué tiene o necesita y que encima de todo no los entendemos. Cuando esto suceda permanezcamos cerca de ellos, evitemos que se autolesionen o lesionen a otras personas, hagámoslo con paciencia y con tranquilidad.

Los niños y niñas con autismo hacen un esfuerzo sobrenatural por sobrevivir en el estilo de vida de los “neurotípicos” o “normales”.

https://www.facebook.com/incluyeme.guate/

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
YouTube
Instagram