Share This Post

Punto de Vista

Responsabilidad, una tarea compartida

Responsabilidad, una tarea compartida

Quienes culpan a los demás de sus errores, o tratan de “tapar el pozo” luego de tomar una decisión incorrecta, son quienes retrasan el desarrollo de la sociedad

Si asumimos la responsabilidad como la capacidad de responder del ser humano, tendremos que aceptar que esta labor nos corresponde a todos por igual, sin importar el medio en el que nos desenvolvamos. Uno de los grandes problemas en la actualidad es, precisamente, la incapacidad de actuar en consecuencia de nuestros compromisos.

Culpar a los demás cuando las cosas no salen bien se convierte en una salida fácil , en la excusa perfecta, y así vamos viviendo el día a día sin reparar en el daño a corto y largo plazo, que acontece cuando los resultados son tan negativos que en algunos casos no hay remedio. Dice un dicho “tapamos la alberca cuando se ahogan los niños”, y yo creo que no es necesario esperar a que lleguen los fracasos, las perdidas,  las rupturas, cuando existe una posibilidad de agarrar al toro por los cuernos desde un inicio y dar lo mejor que podamos, teniendo una filosofía de cultura de servicio.

“Esa tarea no me corresponde”, “ese proyecto no es de mi área”,  son algunas frases que continuamente se escuchan en en general, en las empresas, en la política, en los negocios pequeños o grandes, porque nos cuesta trabajo compartir el éxito, pero no reparamos en culpar del fracaso a otros. Las quejas son una constante, pero desafortunadamente la pro-actividad todavía no lo es, tampoco lo es la auto-evaluación, si al terminar una jornada de trabajo, nos diéramos unos minutos todos los días para reflexionar sobre cómo hicimos las cosas, qué dejamos de hacer, y qué podríamos hacer mañana para mejorarlas, al final de año, seguramente, no sólo incrementaríamos la productividad de nuestro trabajo,  sino que seríamos mejores profesionistas, empresarios, políticos y  seres humanos.

Guatemala, no puede continuar en la lista negra de los países que se destacan por los males que nos aquejan, ya sea por motivos de inseguridad, falta de educación, corrupción, irresponsabilidad; simplemente, no se lo merece, tampoco los guatemaltecos nos merecemos un país diferente, y mientras tanto, trabajemos con ahínco y pongamos un granito de arena todos para lograr el país que se merecen las generaciones futuras, ya que ellos cosecharan lo que hoy sembramos.

Si cada colaborador de cada empresa, organización, fundación, y dependencia de las cientos de miles que tiene nuestro país, trabajamos con una motivación colectiva, codo a codo, y con el único objetivo de ser exitosos, tendremos la posibilidad de recuperar la fe, la certeza de salir adelante y, algún día, con orgullo diremos al mundo que “Guatemala” es un país responsable de sus actos, sus acciones, sus procesos, políticas y resultados.

Escrito  por Johanna Colindres

 

 

 

 

 

 

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register