Share This Post

Familia

Los valores de la Navidad para los niños

Los valores de la Navidad para los niños

La Navidad tiene el increíble poder de sensibilizar nuestros corazones y de hacernos reflexionar.  Estas fiestas navideñas son un momento propicio para proponernos con fuerza enseñar los valores de la Navidad a los niños, ser mejores personas y ayudar a quienes más lo necesitan.

Por este motivo imprescindible aprovechar la Navidad para transmitir a nuestros hijos todos los valores positivos que están relacionados con el verdadero espíritu navideño.

Los valores de la Navidad: cómo trasladamos ese espíritu navideño a los niños

Los padres podemos hacerles comprender los valores de la Navidad a nuestros hijos de muchas y distintas formas.  La comunicación en familia es fundamental, así como el contar historias, el transmitir el significado de los símbolos navideños y, sobre todo, las fabulas y cuentos pueden sernos de gran ayuda al ser relatos que nos pueden servir como base.

  1. El valor de la unidad: la Navidad es un tiempo para disfrutar en familia. Nuestros hijos lo saben, pero en ocasiones se les olvida.
  2. El valor de la solidaridad: los catálogos de juguetes que nos llegan generan en los niños un afán consumista que, a veces, hay que frenar. Por eso, es importante inculcarles el valor de la solidaridad.  Hacerlo es muy sencillo.
  3. El valor de la generosidad: en relación a la solidaridad tenemos que hablar de la generosidad. Este valor enseña a los niños que en el mundo hay gente que no tiene recursos y que se ve obligada a celebrar la Navidad de una manera distinta.  En nuestras manos está ayudarles ¿cómo podemos hacerlo? Limitando los deseos de nuestra carta y dedicando una de nuestras peticiones a quienes más lo necesitan.
  4. El valor de la humildad: la humildad es un valor olvidado en gran medida en nuestra sociedad. La Navidad es buen momento para recuperarlo. Debemos ser humildes y comprender que las cosas se hacen con lo que uno tiene, no con lo que cree que debería tener.
  5. El valor de la gratitud: cuando llega el día 8 de enero, tova volver a la rutina. Los niños al colegio y regresamos a honorarios normales.  Pero no podemos olvidar, de la noche a la mañana, todo lo que la Navidad nos enseña.  Por eso es una idea estupenda hacer una segunda carta a los Reyes Magos con motivo del fin de la Navidad.  Nos reuniremos en familia para redactarla.  Podemos hacerla todos juntos o escribir varias.

Tenemos que darles las gracias por los momentos compartidos, los regalos recibidos y lo bien que nos lo hemos pasado todos juntos.  Así cerraremos el capítulo festivo haciendo balance.  Si hay algo que hayamos hecho mal, también tendremos que escribirlo, poniendo remedio a lo largo del año, trabajar por solucionarlo y no caer en el mismo error la próxima Navidad.

La educación de nuestros hijos es siempre más sencilla cuando uno se arma de paciencia y transmite los valores esenciales del aprendizaje con cariño y desde la experiencia.  Por eso, escoger el momento idóneo para hacerles comprender qué cosas están bien y cuáles están mal es algo fundamental.  Las Navidades son un momento mágico ¿Por qué no a provechamos al máximo?

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
YouTube
Instagram