Share This Post

Cultura

Festival Arte en Mayo

Festival Arte en Mayo

La edición 24 del Festival Arte en Mayo de Fundación Rozas-Botrán dio a conocer a los ganadores de este año

Más de 200 obras  fueron seleccionadas con propuestas artísticas en pintura, escultura, fotografía, grabado, técnicas mixtas y arte-objetos

Este año, el Comité curador estuvo integrado por Jose Rozas-Botrán, Presidente de Fundación Rozas-Botrán, Miguel López-Remiro, de España, Comisario, consultor y director de proyectos de arte independiente, Doctor en Teoría del arte por la Universidad de Navarra, ex subdirector del Museo Guggenheim, Bilbao y director fundador del Museo Universidad de Navarra; Alex Slato, Consultor de arte latinoamericano que forma parte de la junta directiva de LA Artcore Center, en el centro de Los Ángeles, quien ha sido ejecutivo en el Museo de Arte Latinoamericano (MOLAA) y ha abierto al público una galería de arte internacional en París; Aldo Bianchi, director del Museo UNIS Rozas-Botrán -MURB- ; María de Botrán, Mariana Solórzano y Thelma Castillo, directoras de Organización, Arte y Cultura de la Fundación Rozas-Botrán, respectivamente.

Fundación Rozas-Botrán concedió el primer lugar a Juan Maurilio Mendoza por su obra “Congelación, laberintos”, el artista es originario de San Juan La Laguna Sololá. Su formación artística comenzó en 1991 tallando molduras de madera, piedra y yeso. Se involucró en el estudio de la escultura y el  arte etnológico y antropológico de los mayas con el maestro Roberto Cabrera. El trabajo actual de Mendoza explora el tema “Un mundo desechable” que expone la contaminación visual y los problemas ambientales y sociales. Combina objetos sencillos como los juguetes sin relación alguna entre ellos, para hacer una representación burda de la problemática actual y los sentimientos humanos. Es una especie de sarcasmo visual.

El segundo lugar fue concedido a Gabriela Alfaro por su obra “Recorrido de Estrellas 1/1”, quien encuentra una forma poética de percibir y expresar lo cotidiano a través de su obra. Considera su trabajo artístico como una vía natural y honesta de exploración personal, un diálogo con ella misma y su entorno. Hila sueños y deseos, desilusiones y tristezas. Mediante grabados y materiales mixtos, interviene en nuestras creencias. Cada uno de los elementos mostrados nos propone la observación interior de nuestra propia delicadeza, que a veces no queremos o podemos ver. Texturas, colores, líneas y costuras se entrelazan finamente con historias y recuerdos cargados de emociones.

 

El tercer lugar fue otorgado a Luis Carlos Soto por su obra “Fenjan” durante su infancia vivió inmerso en el mundo de la imagen, dentro de un ambiente familiar que fortaleció su afición por la fotografía y la música, que poco a poco se transformaron en pasión por el cine. Luego, obtuvo una especialización en Cine y Nuevos Medios en la Universidad de Nueva York en Abu Dhabi y se especializó en música. Ha escrito y dirigido tres cortometrajes, ambientados Praga, Abu Dhabi y su ciudad natal Quetzaltenango. Trabaja como diseñador de sonido, montador y director de fotografía. Ha participado en festivales y exposiciones en ciudades como Dubai, París, Nueva York, Roma y Moscú. Su trabajo explora el proceso de introspección para crear conversaciones y conciencia sobre temas contemporáneos, libertad de expresión, justicia y recuerdo de eventos y experiencias pasadas. Actualmente, su trabajo varía entre fotografía, diseño sonoro y cine. Su objetivo es producir arte centrado en la libertad de expresión, la justicia, el recuerdo y la representación de lo familiar en formas inusuales.

Los premios a la excelencia en trayectoria se otorgaron a César Cartagena por “Arcoíris”, cuya obra es de naturaleza abstracta, realizada por medio de una restringida pero intensa gama de color. Sintetiza la luz y la sombra. No usa caballete ni paleta para mezclar los colores. Pinta fijando el lienzo en el piso o en la pared. Se introduce dentro del soporte para plasmar, no un hecho, sino una acción. El gesto se convierte en el centro de interés. En sus obras no existen trazos de referencia inicial. Utiliza la regla de oro para organizar las formas y las composiciones axiales y radiales. Lo acompañó con el mismo reconocimiento Carlos Chávez por su obra “Achi B´alam” quien exalta en la mayoría de sus obras a la mujer. Con la riqueza real de una cosmovisión maya. La obra de Chávez narra fenómenos de la naturaleza y la historia ancestral prehispánica. Su paleta, con los colores de la naturaleza y sus los frutos de la tierra describe fielmente los rostros mayas sin caer en lo folclórico. Sus exposiciones en Europa y Asia son muy significativas para la validez y calidad de su obra.

La revelación del año fue para Melvin Tajiboy por su obra “Cielo”, el artista originario de Salcajá que, a pesar de tener pocos años en el mundo del arte, ha sobresalido y tiene un futuro prometedor en este ámbito. Juan B. Juárez señaló que “las obras de este artista, creadas con esmerado oficio, no son propiamente un paisaje objetivo, lejano, reflejo de un entorno” ya que Tajiboy no “ve” el paisaje que cotidianamente lo rodea, sino que lo “vive” con la intensidad emotiva que tienen todos los actos vitales. La historiadora del arte salvadoreña, Ana Inti Marroquín, opina que los paisajes de Tajiboy son matéricos, para nada espirituales, que el cerebro nos dice que están lejos porque, proporcionalmente, son pequeñas y sin detalle. Pero en el cuadro, la tela parece ponerlas casi sobre nuestras manos.  “El tiempo se insinúa detenido. El espacio también, naturalmente. Y el movimiento. Por un segundo o por siglos, eso no importa. Es como si el paisaje, una entidad en sí mismo, desde su conciencia decidiera privarse de continuidad para, unitariamente, emitir su voluntad hacia la eternidad como un sonido suave, constante y poderoso, que tiende a subir al cielo.”

Las menciones honoríficas fueron para Gennaro Rodríguez de Panamá por su obra “El Puente Rojo”, WandaFraga de Cuba por su obra “The Sound of Silence”, Eli López de Guatemala por su obra “Reflejos de una Historia”, Sebastián López Durán por su obra “En Familia”, Lucía Rohrmann de Guatemala por su obra “Mis sentimientos”,  Manuel Navichoc de Guatemala por su obra “Aire de esperanza, de la serie Umbrales”, Rocío Villanueva de Guatemala por su obra “Lobo con piel de oveja, serie: Los que quedamos 1/3 + 2P/A” y finalmente  Johanna Frech también de Guatemala por su obra “Netflix 1950-60s, serie: App través del tiempo objeto #4”

La exposición de la obra seleccionada se encontrará  disponible en la Galería Rozas-Botrán 16 calle 4-66 zona 14, la entrada es libre o a través de visitas guiadas para personas individuales y para grupos que las soliciten contactando a la Fundación a los teléfonos 4506-3280 con Ana Aquil  o al teléfono 5308-5562  con Alma Hernández.

Días y horas de visitas

Galería Rozas-Botrán 16 calle 4-66 zona 14  de lunes a viernes de 08:00 a 13:00 horas y de 13:30 a 16:00 horas – del 2 de mayo al 30 de junio, 2022

  • FACEBOOK: Fundación Rozas-Botrán  
  • TWITTER:  @frozasbotran
  • INSTAGRAM: @frozasbotran

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
YouTube
Instagram