Home Opinión Enciendo una Vela 

Enciendo una Vela 

by Redacción
0 comment

Conmemoración del día del Autismo

Escrito por: Ana Lucía Ochoa de Molina 

Hoy, enciendo una vela por todas las familias que tenemos un ser puro y misterioso en nuestras vidas. Un ser que nos ha venido a enseñar a ver cada situación y objeto de una manera inesperada e inquietante. 

Enciendo esa vela para darte las gracias por iluminar mi vida y darle esa chispa para no doblegar ante tanta tiniebla de incomprensión, misterio y rechazo. 

Enciendo esa vela a ti que me cuidas con tanto amor y que con una sola mirada me dices que siga adelante en esos días que tengo terribles sentimientos de incapacidad y depresión, esos días en que no puedo dar un paso más. 

A ti que cruzas por un camino lleno de retos y cada vez mayores. Pero te digo a ti, que no estás sola en esto tú y yo vivimos el día a día como viene, con toda la fortaleza y seguridad que nos manda el Universo con la señal de un cielo brillante y noches de mágicas estrellas. 

Sé que el Autismo es necio como las olas del mar queriendo conquista lo que tú ni yo podemos entender.

No tengo el derecho de cambiar como eres, solo debo agradecerte que cada mañana que me despiertas me regalas el primer rayo de luz de vida y me recuerdas que Dios se detuvo y nos tuvo en mente para crearme a mí y a ti, para estar destinadas a estar juntas. 

Por ti enciendo hoy esta vela de agradecimiento, por mostrarme que el silencio dice mucho y que la soledad no existe estando a tu lado. 

También hoy quiero estar en silencio y que me acompañes en esa calma y soledad, para clamar por todos esos niños que son pisoteados, violentados por tener una condición diferente de vida. Hoy quiero que una chispa de esa luz llegue a cada uno de ellos, proteja su vida y salga a relucir lo que son capaces de hacernos sentir. 

Ruego, lloro y clamo para que sean fuertes y valientes para pasar esos desafíos de la vida terrenal y tinieblas que les toca vivir, pero vivirla con esperanza con la fe que algún día la brisa fresca caerá refrescando  nuestro rostro, descanso y morada eterna nos espera, no olvides que Dios siempre está contigo, jamás olvida al que con tanto amor nos hizo coincidir en esta vida. 

Enciendo esa vela para que esas dudas de encontrarle sentido al Autismo no solo sea una angustia espiritual, no y niego esa angustia clamo para que  nos lleve a hacernos preguntas y fortalecer nuestra dignidad. 

Ruego por cada lagrima que ha corrido por mi cara cada vez que te encuentras en con un obstáculo, pero sé que las lloro con dignidad  y firmeza, cada lagrima no es en vano es una fértil en ese desierto que  nos toca caminar. 

Hoy la aceptación de tu condición e identidad es el precio que pago por tu dignidad. La fe y esperanza desvanecerá la angustia, hará renacer la motivación y fortalecerá tu interior, jamás te detengas haz frente a la incertidumbre, a los terrores y miedos que tocan aún por enfrentar. 

You may also like

Leave a Comment

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com