Empoderamiento e inclusión financiera

Romper estereotipos significa ser valiente y mostrar al mundo que somos más que un simple molde.

El pasado 28 de mayo, ESI School of Managment a través de su programa Acción Mujer+ realizó por tercer año consecutivo el Women Executive Forum, una actvidad que busca dar a conocer el impacto de la mujer en roles ejecutivos de alto nivel.

Romper estereotipos significa ser valiente y mostrar al mundo que somos más que un simple molde. Esto fue lo que demostraron las asistentes al 3er. Women Executive Forum Guatemala en donde el networking, inspiración, rutas de acción, belleza y relax marcó la diferencia en una tarde de mujeres, diseñada para mujeres.

Gracias a las excepcionales conferencistas, participantes de foros y panel que marcaron tendencia y elevaron las expectativas a un nuevo nivel se vivió un ambiente no solo de inspiración, sino que también de compromiso; buscando generar acciones futuras en pro de impactar positivamente a muchas otras mujeres.

El cierre de la actividad estuvo a cargo del panel con el tema «Liderazgo, empoderamiento, inclusión financiera en la era de la disrupción» como invitadas a conversar sobre su experiencia estuvieron Cinthya Samayoa de Carrillo, Gerente de Banca Mujer de BAC y Andrea Cabrera, representante de Wonder Woman; el mismo estuvo moderado por nuestra directora, Marolen Martínez, quien para entrar en contexto, lanzó la interrogante «Quién es una mujer pobre, la que no tiene dinero o la que no tiene autoestima».

Siendo un tema trascendental tratado en este importante panel, podemos mencionar que los puntos claves que se trataron en el mismo abordaron que la situación económica de las mujeres en Guatemala está marcada por diversas barreras y desafíos que limitan su plena participación y desarrollo en el ámbito laboral y económico. Presentando un panorama general de esta situación:

Contexto Laboral

  1. Desigualdad de Género en el Trabajo:
    • Brecha Salarial: Las mujeres en Guatemala ganan significativamente menos que los hombres. Según estudios, las mujeres ganan en promedio entre 20% y 30% menos que sus pares masculinos. Aún así ante los datos proporcionados por el IGSS en la actualidad las mujeres muestran un 7% más que los hombres.
    • Segregación Ocupacional: Muchas mujeres trabajan en sectores de baja remuneración y con escasas oportunidades de ascenso, como el comercio informal y los trabajos domésticos. Este fenómeno perpetúa la pobreza y la exclusión social.
  2. Desempleo y Subempleo:
    • Las tasas de desempleo y subempleo son más altas entre las mujeres, especialmente en áreas rurales. La falta de acceso a trabajos formales y bien remunerados afecta su capacidad de generar ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas.

Educación y Capacitación

  1. Acceso Limitado a la Educación:
    • Las mujeres enfrentan mayores obstáculos para acceder a la educación, especialmente en niveles superiores. Las tasas de analfabetismo son más altas entre las mujeres, particularmente en zonas rurales e indígenas.
    • La falta de educación limita las oportunidades laborales y la capacidad de emprender y administrar negocios propios.
  2. Capacitación y Desarrollo Profesional:
    • Existen pocos programas de capacitación enfocados en las mujeres, lo que restringe sus oportunidades de desarrollo profesional y empresarial. La inversión en educación y capacitación específica para mujeres podría mejorar significativamente su inclusión económica.

Emprendimiento Femenino

  1. Acceso al Crédito y Recursos Financieros:
    • Las mujeres enfrentan dificultades para acceder a crédito y otros recursos financieros necesarios para iniciar o expandir negocios. La falta de garantías y la discriminación financiera son barreras importantes.
    • Organizaciones y programas de microfinanzas han intentado abordar esta brecha, pero aún se necesita una mayor inclusión financiera para las mujeres.
  2. Redes de Apoyo y Mentoría:
    • La falta de redes de apoyo y mentoría limita el crecimiento del emprendimiento femenino. Iniciativas que fomenten la colaboración y el intercambio de conocimientos entre mujeres emprendedoras son esenciales.

Factores Sociales y Culturales

  1. Roles de Género y Responsabilidades Domésticas:
    • Las mujeres suelen asumir la mayor parte de las responsabilidades domésticas y de cuidado, lo que limita su disponibilidad para participar en el mercado laboral. Esta carga adicional dificulta la conciliación entre la vida laboral y personal.
    • Políticas que promuevan la igualdad de género en el hogar y en el trabajo son cruciales para reducir esta carga desigual.
  2. Violencia de Género y Seguridad:
    • La violencia de género, tanto en el hogar como en el ámbito público, afecta la seguridad y el bienestar de las mujeres, impactando negativamente su participación económica. Programas de prevención y apoyo a víctimas son fundamentales para crear un entorno seguro para las mujeres.

Conclusión

La situación económica de las mujeres en Guatemala está profundamente influenciada por una combinación de factores estructurales, educativos, financieros y sociales. Abordar estos desafíos requiere un enfoque integral que promueva la igualdad de género, la educación, el acceso a recursos financieros y la eliminación de la violencia de género. Solo a través de estos esfuerzos coordinados se podrá mejorar significativamente la participación económica de las mujeres en Guatemala y, en última instancia, su calidad de vida.

Siendo así que las mujeres participantes en el WEF 2024 sin duda alguna se han llevado un coompromiso por trabajar en pro de la transformación y desarrollo de mujeres menos privilegiadas en Guatemala.

Deja un comentario