Share This Post

Familia

El nido vacío

El nido vacío

Tips para superar el ‘nido vacío’ por Coach Leticia López Vázquez

# 1.- Analiza la situación y tus sentimientos. A menudo la edad en que se marchan los hijos de casa suele coincidir con una época de cambios y se produce un aumento del tiempo libre que se combina con el síndrome del nido vacío en forma de pena, tristeza, fatiga o incapacidad para concentrarse.

# 2.- Acepta la vida como una sucesión dinámica de etapas. Lo único constante en la vida es el cambio. También tú en tu día dejaste el hogar para iniciar una etapa en solitario.

# 3.- Reconoce tu pena. Es normal que les eches de menos y que eso te produzca dolor, es necesario asumir que tus hijos se han hecho mayores. Seguro que tienes sentimientos enfrentados ya que por un lado sientes con orgullo que sean capaces de valerse por sí mismos y por otro triste por su partida.

Estos sentimientos pueden desencadenar en una depresión o en una pérdida del sentido de la vida. Si es así como te sientes, debes recurrir a la ayuda de un psicólogo o un coach de vida.

# 4.- Alégrate por tus hijos. Es necesario que tus hijos vean que les apoyas en sus nuevos proyectos y que pueden recurrir a ti si lo necesitan.

# 5.- Déjales tomar sus propias decisiones. Si ves a alguno de tus hijos abatido al principio, es normal; él también debe acostumbrarse a estar solo y a adaptarse a su nueva vida.

# 6.- Mantén la comunicación con tus hijos. No te obsesiones con saber qué están haciendo a cada momento ni te imagines que les ha pasado algo malo si no sabes algo de ellos en todo el día.

# 7.- No invadas su espacio o te pases el día en la nueva casa de uno de tus hijos. Es necesario que tu hijo sea responsable de su nuevo hogar, por lo tanto, tampoco debes ocuparte de su limpieza, de llenar su nevera o de planchar su ropa.

# 8.- Dedícate tiempo. No debes abandonarte ni descuidar tu alimentación, aunque vayas a cocinar sólo para ti ahora que tus hijos ya no están.

# 9.- Retoma actividades que hacías anteriormente y a las que tuviste que renunciar por falta de tiempo. Seguro que ahora las disfrutas incluso más que en su momento.

# 10.- Desarrolla nuevas aficiones y realiza actividades físicas Esto hará que mantengas la mente ocupada y evitará los estados de ánimo bajos. Además una cierta actividad física es muy saludable y te permitirá combatir el insomnio que pudiera aparecer a raíz de la nueva situación familiar.

# 11.- Estudia algo que te guste o aprende un idioma No sólo es un excelente ejercicio para la memoria, sino que además no se tiene la misma presión que cuando se es joven y se estudia para desarrollar una carrera profesional con la que ganarse la vida.

# 12.- Apúntate a una actividad creativa como un curso de pintura, manualidades, bailes de salón, talleres de cocina, costura, etc. Estas actividades son también muy recomendables ya que reducen el estrés y te permitirán conocer gente así como trabajar tu capacidad de concentración.

# 13.- Procura salir con amigos. Seguro que muchos de ellos están en tu misma situación o incluso alguno de tus amigos o amigas ya haya superado el síndrome del nido vacío y te pueda ayudar el poder compartir confidencias o sensaciones.

# 14.- Siéntete útil, ya que es una necesidad propia del ser humano. Cuando una persona siente que no se le necesita, pierde las ganas de vivir. Incluso está demostrado científicamente que las defensas bajan y que podemos enfermar con más facilidad.

 

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
YouTube
Instagram