Share This Post

Mujeres que Inspiran

Diseñada para brillar

Diseñada para brillar

Escrito por:  Ana Lucía Ochoa De Molina, fundadora de Inclúyeme 

Dedicado al día internacional de la mujer, especialmente a la mujer y madre que vive día a día la discapacidad.

Antes de tener mi primera hija, vivía con mi pasión profesional. Era una experiencia tener ese vínculo que me encendía por dentro y esas expectativas de seguir adelante y poder realizar mi labor con profesionalismo, ética y sobre todo amor.

La educación especial se divide en varias categorías, pero yo decidí delimitarme en los niños que por su condición eran invisibles, no tenían voz y mucho menos espacios que les abriera puertas para demostrar lo que eran capaces de hacer, hablo de los niños con Asperger, Autismo y Trastornos por Déficit de Atención.

Como mujer viví la desolación y desesperanza que vivían esos niños, que incluso me pedían que los adoptara o peticiones que querían quedarse en mi casa a vivir. ¿Por qué les escribo esto?, se preguntarán.

¿Qué tiene que ver con la mujer y madre de ese  niño incomprendido?

No miento, en ese momento me daba rabia, tristeza el por qué trataban a un niño de esa manera por su condición y segundo culpaba a la madre de su despreocupación o incluso negligencia. Ahora pienso distinto, después de tener a mi primogénita Constanza me di cuenta que algo andaba no muy en orden en su comportamiento evolutivo, hasta que a los 8 meses me dí cuenta que ella tenía Autismo.

Las vidas de las madres con hijos con alguna discapacidad son con el océano inmensas de corazón, tercas como las olas que quieren conquistar la playa, de color azul como el océano el cual todos los días es diferente, son inesperados. Hoy podemos encontrar el mar azul traslúcido y al pasar los minutos se puede convertir en azul profundo o incluso hasta nos demuestra su furia en el ir y venir de esas olas en una tormenta. Así es nuestro día a día una lucha insistente, una lucha con amor con pasión, por amor a nuestros hijos.

Recuerda que somos seres humanos antes que madres y profesionales. Somos esposas, madres, hijas, tías, amigas y encima nos convertimos en madres un poquito terapeutas 24/7, aparte se ser madres trabajadoras laboramos día a día para poder apoyar financieramente nuestro hogar, además de todo somos amas de casa, cocineras, niñeras, enfermeras, hacemos las tareas del hogar, damos atención y recreación a nuestros hijos y más. ¿Acaso un superhéroe hace eso?

Recuerda eres una persona valiosa, no te dejes caer; nuestro Padre Celestial pensó en nosotras antes de mandarnos a ese niño que será tu compañía eterna. Somos privilegiadas no tenemos hijos comunes,  nos lo enviaron porque teníamos que tener un hijo, somos bendecidas e iluminadas por una luz que encendió nuestro Padre Celestial para ser la madre de ese niño y que nadie puede apagar.

A veces esa vela se opaca de repente, se cansan de mantenerse encendidas por los vientos fuertes o huracanados que nos tocan vivir. Pero casi siempre brillan intensamente, somos destinadas a pisar fuerte en nuestro camino de la vida, somos destinadas a enfrentar a este mundo con amor, misericordia, inteligencia y perseverancia.

Sigamos caminando con la frente en alto, aunque nos callen la voz, sigamos siendo esa voz de nuestros niños, sin miedo de ser intimidadas por ser mujeres.

Recuerda que todo lo que hacemos con amor y pasión nadie lo puede doblegar. Te pueden dar empujones, ponerte piedras en el camino, puedes caer, pero levántate mujer, sacude los raspones y ve para adelante, verás lo afortunada que eres en hacer lo que muchas no podrían soportar o lidiar. Eres hecha de fortaleza y brillas con luz propia, con la luz de Nuestro Padre Celestial.

Te dedico estas palabras a ti mujer y madre de un niño especial: 

La discapacidad nos ha enseñado a ti y a mi, que aún hay humanidad, fe, esperanza, alegría y sobre todo amor. Con estas virtudes y valores no se puede ser egoísta, simplemente es de compartir y apoyar.

Mi niño ilumina mi vida, la vida de mi familia y de muchas personas, eres el motor de motivación de muchos a seguir adelante, nos demuestra a aprender y descubrir que todo es posible.

Aprendamos a convivir y conocer a nuestros hijos sea cual sea su condición, no juzguemos deliberadamente, simplemente eduquemos a la sociedad a que nuestros hijos no se merecen la segregación hasta llegar a la discriminación y a alzar nuestra voz para decirle a nuestra sociedad no a los perjuicios. ¡Nosotras podemos y juntas invencibles!

Feliz día internacional de la mujer.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
YouTube
Instagram