Cuidado de la piel

Cómo tratar el envejecimiento de la piel: 7 Puntos para hacer y no hacer

Por Laura Chacon-Garbato, Directora, Capacitación Mundial sobre Productos de Nutrición, Herbalife Nutrition, y Esteticista

Si bien el envejecimiento tiene aspectos positivos como la experiencia y sabiduría adquiridas, tiene otros que son menos agradables. Por ejemplo, a medida que envejecemos la piel pierde elasticidad y firmeza. Pero cuando estos cambios se presentan más temprano, se los llama envejecimiento prematuro.

Según la Academia Americana de la Asociación de Dermatología, son dos las causas del envejecimiento de la piel:

  • El envejecimiento intrínseco: se refiere a factores genéticos y bioquímicos, así como también a los efectos de los cambios hormonales durante la vida.
  • El envejecimiento extrínseco: que son las agresiones externas, tal como la contaminación o los rayos UV, los hábitos de estilo de vida, tal como fumar o consumir mucha azúcar.

Se pueden enfocar en los factores extrínsecos controlables para que la piel luzca bien a medida que envejecemos.

A continuación, siguen siete puntos sobre qué podemos hacer y no hacer:

1. No confiar solo en el maquillaje como pantalla solar

Actualmente, es fácil encontrar maquillaje que ofrezca un nivel de Factor de Protección Solar (SPF, en inglés). Sin embargo, no siempre ofrecen protección de amplio espectro. Esto significa que las protegerán contra los rayos UVB, los rayos que ocasionan el enrojecimiento de la piel y quemaduras del sol, pero no contra los rayos UVA que provocan las arrugas y manchas en la piel.

Los UVA representan hasta el 95% de la radiación que llega a la superficie del planeta, según informa la Fundación de Cáncer de Piel. Están presentes con la misma intensidad durante todas las horas del día y pueden atravesar las nubes, niebla y vidrio.

Sí: Aplicar pantalla solar con SPF de amplio espectro antes del maquillaje.

2. Evitar el uso de jabones

Las barras de jabón comunes pueden contener muchos ingredientes, tal como alcohol, fragancia y sulfatos que barren los aceites naturales de la piel. La barrera de la piel se debilita cuando se deshidrata y la piel seca no puede protegerlos contra los factores irritantes como la contaminación, virus y bacteria. Además, si bien la piel seca no provoca arrugas, sí las acentúa.

Sí: Usen un limpiador hidratante sin sulfatos y luego una crema humectante que contenga antioxidantes como las vitaminas A, C y E.

3. No escatimar las horas de desanco

Cuando el cuerpo descansa, se renueva. Dormir ayuda en la regeneración de las células de la piel, incrementa la producción de colágeno y da a la piel un descanso del estrés ambiental (rayos UV, contaminación). Un estudio realizado por el Departamento de Dermatología de UH Cleveland Medical Center encontró que dormir mal crónicamente está asociado a mayores signos de envejecimiento intrínseco, disminución de la función de la barrera de la piel y menor satisfacción con el aspecto.

Sí: Duerman de 6 a 8 horas cada noche y traten de tener una buena higiene del sueño.

Por ejemplo:

  • Levántense y vayan a dormir a la misma hora todos los días.
  • Asegúrense de que el dormitorio esté oscuro y tranquilo antes de irse a dormir.
  • Eviten las pantallas electrónicas antes de ir a la cama.

4. No frotarse los ojos constantemente

La piel que rodea los ojos es especialmente delicada, por lo cual frotarse mucho los ojos puede ocasionar arrugas, líneas finas y ojeras. Las personas que sufren de trastornos de la piel como eczema, dermatitis atópica o alergias tienden a frotarse los ojos con frecuencia.

Sí: Visiten a un alergista o dermatólogo para descartar cualquier cuadro subyacente que podría provocar el frotarse los ojos, reciban un diagnóstico exacto y tratamiento, si fuese necesario.

5. No hacer del estrés crónico algo normal

Según Harvard Health, el estrés puede tener un efecto negativo sobre el bienestar general de la piel y exacerbar los cuadros severos de la piel, incluso soriasis, eczema, acné y pérdida del cabello. El estrés crónico, vinculado a la sobreproducción de cortisol, puede también acelerar el proceso de envejecimiento por la mayor inflamación y sobreproducción de radicales libres que dañan la piel.

Sí: Realicen cambios en el estilo de vida para reducir el estrés. Por ejemplo:

  • Tengan una dieta equilibrada
  • Realicen ejercicio regularmente
  • Duerman lo suficiente
  • Traten de meditar

6. No usar sorbetes

Fruncir los labios en forma reiterada contribuye a la formación de líneas alrededor de la boca, comentan en la Clínica Mayo. Cuando beben con un sorbete, activan los músculos alrededor de los labios; cuanto más los activen, mayores serán los pliegues en la piel a medida que envejecemos por la pérdida de elastina.

Sí: Eviten el uso de sorbete cuando puedan. También ayuda al medio ambiente porque reduce los plásticos de un solo uso.

7. No olvidar el usa de gafas o anteojos de sol

La mayoría de la gente solo usa gafas de sol para reducir el brillo del sol. Sin embargo, las gafas de sol deberían usarse todos los días. ¡Sí, incluso los días nublados o fríos! Protegen a los ojos contra los rayos UV que pueden dañar los párpados, lente, retina y cornea. Además, el daño UV induce la sequedad, arrugas, surcos acentuados en la piel, flaccidez, pérdida de elastina y pigmentación manchada.

Sí: Usen gafas de sol de alta calidad que ofrecen 100 por ciento de protección contra UVA y UVB durante todo el año.

Deja un comentario