Share This Post

Opinión

No tengan miedo a ser padres

No tengan miedo a ser padres
Escrito por: Carlos Flores, Director General El País de los Jóvenes

Hemos escuchado por mucho tiempo frases relacionadas con la paternidad, algunas de ellas relacionadas con padres realmente estupendos  y con una presencia como debe de ser en la vida de sus hijos, en otros casos leemos o escuchamos historias de hombres que no tienen la oportunidad de acercarse a sus hijos por algún problema con la pareja, en otros casos situaciones que aun estando dentro del hogar no participan en la vida de sus hijos, porque posiblemente piensan que no les corresponde o no les gusta, otros piensan que con llevar el dinero a casa eso es suficiente.

Es necesario tener todo ese contexto de situaciones que son parte de la vida real, no podemos tapar el sol con un dedo y obviar lo que pasa día a día, pero espero que estas líneas sirvan para quitar ese dedo y si pensamos que el sol es la relación con sus hijos es importante verlo de frente en todo su esplendor, lo cálido que es, lo radiante y todos los beneficios que tiene; hay que quitar ese dedo lo antes posible y ver lo maravilloso que es poder relacionarse adecuadamente con ellos.

Tanto la figura del padre como la de la madre es buena para la vida de los hijos, ya que esta relación desde un aspecto emocional adecuado y sano hace que la parte afectiva favorezca de una manera increíble la parte emocional de los niños.

Debemos tomar en cuenta que las actitudes de cada uno de los miembros que conforman una familia, influyen de manera positiva o negativa en todos y cada uno de los demás miembros. Si hay problemas en ese sistema provoca un desequilibrio y que muchas veces quienes pagan más fuerte esa situación son los niños.

El papá en su rol adecuado proporciona una estabilidad emocional muy fuerte, enseña cómo enfrentar situaciones, en las niñas les hace ver el tipo de pareja que puede llegar a tener en su vida, porque su padre es su ejemplo en el trato a una mujer, caso contrario si el ejemplo es nocivo puede buscar parejas con ese comportamiento. En los hijos varones también tienen un gran alcance en su forma de actuar y enfrentarse a la vida, les enseña a tomar decisiones.

Si existe en un padre el compromiso de una buena relación esto les da a los hijos un sentimiento de seguridad y confianza que los va ayudar de manera muy fuerte en su futuro, no solo en la relación padre-hijo, sino en la forma que de adulto se pueda comportar en sus relaciones interpersonales.

Dentro de todo este tema tan amplio, he escuchado también muchas frases de padres, que van desde: No tengo tiempo, eso le toca a mi esposa, como son niñas eso es de mujeres, me da pena acercarme a ellos, así es nuestra forma de llevar la vida en la casa, así era en mi casa cuando yo era pequeño y un sin fin de etcéteras.

Ante esto les puedo decir:  No tengan miedo,  algunas de estas situaciones son patrones aprendidos, creencias o problemas que se arrastran en la vida, lo que les puedo decir es que en la medida que sanen como padres lo que pasó en su infancia y perdonen esas situaciones las relaciones con sus hijos van a mejorar; sus hijos no son responsables de lo que les sucedió o de sus decisiones, ellos están aprendiendo de ustedes a cada momento y si se dan el chance de sanar, van a sanar la vida de sus hijos.  No tengan miedo a comunicarse, no tengan miedo a llevar a sus hijas a un salón de belleza, a llevarlas a comprar ropa, a jugar a las muñecas  o de jugar con sus hijos un video juego, a salir a comer un helado, de hablar con ellos de sus sueños o tan simple como darles un fuerte abrazo sin decir una sola palabra.

Yo soy padre de dos princesas que pasaron por lo que ninguna niña debe de pasar en manos de personas sin escrúpulos y con mucha maldad, pero nos tocó vivir ese momento y logre rescatarlas, pero les puedo decir que dentro de toda una historia muy fuerte y extensa, el amor hacia ellas siempre había existido desde antes de saber que iba a ser padre, yo soñaba algún día tener hijos y demostrarles a cada momento que los amaba porque así viví de pequeño.

Ese amor inquebrantable de siempre a pesar de no poder ver a mis hijas por más de un año, hizo que mi hija a sus 9 años se escapara de sus agresores y caminara por las calles para ir a buscarme, cuando la tuve en mis brazos sus palabras fueron: yo sabía que tú estabas afuera luchando por nosotras, tú me dijiste la última vez que nos vimos que fuera valiente y hoy fui valiente papito.

Así inicia una nueva etapa de mucho amor para mis hijas, de reconstruir los tres nuestras vidas con mucha fe, porque siempre hay una razón para sonreír y salir adelante.

A todos los padres les digo que no tengan miedo a disfrutar ese rol tan importante que Dios nos ha dado, amen a sus hijos, entreguen todo el amor posible, eduquenlos con valores, hablen con ellos así tengan días de nacidos o ya sean adultos, nunca es tarde para mantener una buena relación y de dar ese abrazo que ambos pueden necesitar.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

YouTube
Instagram