liderazgoo

Yo con mi pareja

 

EL AMOR LLEGA CUANDO MENOS TE LO ESPERAS: Poco a poco el trato, los detalles, las flores, las palabras, la tencidad y las miradas llegan al corazón.

 

 

Se descubre la fineza del alma, la fortaleza del espíritu, el contacto de la piel, el primer beso, y se siente cómo el corazón, inexplicablemente, se abre, cede, se inunda y derrite para siempre. Así es.El amor llega cuando menos lo esperamos. Cuando dos personas crean una relación donde el alma se asoma, la vida parece tener otra totalidad; nos llenamos de entusiasmo, nos sentimos creativas, inspiradas, nos brilla la mirada; tal parece que el otro refleja lo mejor de nosotras mismas. Sin embargo, cuando ese príncipe azul se va, sientes que el amor se va con él y acaba para siempre; que no habrá otro hombre jamás. Pero en ocasiones, sin darnos cuenta, nos enamoramos de la idea de estar enamoradas más que de la persona en sí misma. Por ello comparto contigo una idea  que para mí fue  muy importante saber: nosotras somos dueñas de nuestra fuente de amor. Sí, el amor es un sentimiento inagotable que siempre está y estará en nuestro interior. La pareja sólo tiene la cualidad de reflejar el amor que nosotras sentimos.

¿Cómo escogemos a nuestra pareja?

Los sociólogos nos dicen que lo hacemos con base en tres criterios:

  1. Cuestiones de tipo social, como clase socioeconómica, religión, nivel educativo y demás.
  2. Razones de tipo personal, como apariencia, intereses comunes y gustos
  3. Atracciones inconscientes a las que llamamos “ química”, eso que no sabemos de bien a bien por qué nos gusta pero que, sin lugar a dudas, nos atrae de la otra persona.

A la hora de elegir, nuestra decisión está muy influenciada por cómo es nuestra familia –nuestros papás y hermanos- o por algún maestro o tío de chichas nos gustaba o impresionaba. Algunos estudios han demostrado que al elegir pareja buscamos alguien que da alguna manera se parezca a nosotros.  ¡Es increíble! ¿No? Puede ser  en movimientos, forma de hablar, estilo, educación y, en ocasiones, hasta físicamente. ¿Te ha tocado ver parejas que se parecen  mucho entre sí?   A partir de ese encuentro, de que nuestro amor propio se refleja en el otro y el suyo se refleja en nosotros, se inicia la vida en pareja. El camino que tome la relación dependerá de muchas circunstancias y muchos detalles, que ambos pueden manejar y sortear.

0 shares
Artículo anterior

El Color Fashion Tour 2012

Artículo siguiente

La excelencia es…

Deja un comentario