workingmum

Súper mujer, motor del desarrollo.

ManpowerGroup dio a conocer que las corporaciones con al menos una mujer en su comité ejecutivo,

tienen 44% más de retorno sobre capital accionario en comparación a las que sólo tienen hombres

En el marco del día de la madre, Manpower Group, da a conocer interesantes datos sobre la importancia del rol de la mujer en el desarrollo y la economía, ella es la protagonista de una nueva era, su participación ha sobresalido actualmente en todas las industrias.

Entre sus muchos súper poderes, la mujer destaca su capacidad de generar mejoras y rentabilidad en las empresas donde se desempeñan. Aquellas compañías con al menos una mujer en su comité ejecutivo, tienen 44% más de retorno sobre capital accionario (ROE) en comparación a las que sólo tienen hombres. Su presencia también mejora el clima organizacional, ya que su liderazgo se basa en el trabajo colaborativo y suelen reconocer y motivar los logros de su equipo.

Su liderazgo también tiene un gran impacto en la educación. En hogares donde la mujer contribuye con la mayoría de los ingresos económicos, los niños muestran niveles más altos de escolaridad.

Otro súper poder es su aportación a actividades del hogar, es decir, trabajo no remunerado. En este rubro, su participación es mucho más alta que la de los hombres. Además, siempre están dispuestas a ayudar, aún a sabiendas que este esfuerzo implica un doble trabajo, pero saben que dicho esfuerzo valdrá la pena pues las llevará a cumplir sus metas. Para permitir que más súper mujeres se desarrollen, debemos cambiar nuestros modelos de trabajo tradicionales y ser más flexibles para que puedan encontrar un balance entre vida personal y profesional.

“Debemos trabajar para la construcción de una sociedad más equitativa. Es importante la participación de la mujer en puestos de liderazgo, para impulsar cambios sustanciales en las empresas privadas y en el sector público”, indicó Marco Penado, gerente de país de Manpower Group.

Existe un eterno debate sobre la igualdad entre los hombres y las mujeres. Lo cierto es que, no son iguales. Cada uno tiene su propio estilo de liderazgo; las mujeres son más conciliadoras, lo que incentiva y mejora la comunicación entre colaboradores, además suelen enfocarse en la calidad y el análisis.

Dicho debate, busca encontrar qué es lo que distingue a los hombres de las mujeres, la realidad es que, lo que penosamente prevalece, es la inequidad de oportunidades. Las mujeres encuentran obstáculos en su crecimiento profesional; entre más altos son los puestos, menor es el número de mujeres que los ocupan. En el mundo, sólo tienen el 24% de participación en puestos directivos, aunque aportan una mayor perspectiva y mejores resultados financieros. A pesar de esto, de acuerdo con la Encuesta de Escasez de Talento de ManpowerGroup, sólo el 2% de las empresas está buscando activamente talento femenino.

“Hoy es un buen día para dejar de hablar de género y empezar a hablar de talento, gracias a que las empresas han adoptado políticas de inclusión para las mujeres, el futuro se vislumbra positivo y alentador para el liderazgo femenino del nuevo siglo. concluyó Penado.

También se dio a conocer que estudios realizados en varias empresas a nivel internacional, confirman que los grupos laborales integrados por hombres y mujeres, de forma equitativa, son más productivos.

 

0 shares
Artículo anterior

El descanso de la futura mamá

Artículo siguiente

Certamen de Cuentos Infantiles

Deja un comentario