mujer emprendedora 2

¿Qué te hace Líder?

Como educadora de familia, sostén del matrimonio y parte del mundo laboral, artístico, político, económico y social, las mujeres son las grandes líderes de la sociedad.

Al escuchar o leer sobre una mujer líder, las primeras imá­genes en la mente son de personajes extraordinarios que han colaborado al bien de la humanidad. El punto es que no necesariamente, liderazgo es sinónimo de fama, for­tuna y reconocimiento. Puede haber hombres y mujeres que incluso sin tener los reflectores encima, son grandes líderes en su familia, trabajo o comunidad.

De inicio, ¿quién es un líder?: “Es aquella persona que convence y arrastra, guía y dirige a las demás personas por algo especial que tiene” Después de consultar varios libros que hablan sobre liderazgo y que han estudiado a quienes han triunfado en diversos campos, es notoria la existencia de ciertas cualidades en estas personalidades. A continuación las describo:

1. Carácter. Establece quién eres en realidad; puedes hablar mucho, pero lo que determina tu persona es qué haces. Un líder nunca se separa de sus actos y es congruente. Tiene muy claro que el talento es un regalo y el carácter una elección (puedes ser una mujer muy dotada, pero nunca aprovecharlo).

2. Compromiso. El principal en la vida de un líder es enamorarse de lo que hace. Por ende, el corazón separa lo grande de lo grandioso. Sin duda, el grado de compromiso del líder son sus acciones (nada es tan fácil como decir palabras, y nada más difícil que vivirlas).

3. Comunicación. Dado que comunicarse es tomar algo complicado y hacerlo simple, un gran líder es aquel que sabe transmitir sus conoci­mientos e ideas con entusiasmo, para que los demás los hagan suyos. Así, quienes lo rodean creen en lo que dice, los sensibiliza y los hace actuar.

4. Coraje. “Saber escoger y renunciar, asumir posiciones claras y por consiguiente amadas por algunos y mal vistas por otros”. Es evidente que no se puede quedar bien con todo el mundo, cuando se elige un camino, necesariamente se renuncia a otros muchos.

5. Generosidad. Colocar a los demás por delante. A un líder se le mide no por el número de personas que le sirven, sino por el número de personas a las que ayuda. No olvidemos que ninguna persona ha sido honrada par lo que recibió en su vida, el honor es el premio por lo que ha dado.

6. Escuchar. El oído de un líder suena con las voces de los demás, pero aquí se trata de prestar atención, no de oír. Un líder se toma el tiempo de escuchar al otro como persona y capta qué quiere decir.

7. Actitud positiva. Un líder elige tener una actitud positiva, no espera a que alguien lo motive.

8. Relacionarse con los demás. El ingrediente más importante para tener éxito en la vida es saber cómo conectarse con otros. Un líder tiene la cualidad de entender cómo piensan y sienten los demás, ama a los suyos, los comprende y sabe extraer lo mejor de ellos.

9. Responsabilidad. Implica terminar lo que se empieza. Es lograr los objetivos aunque muchas veces se requiere un esfuerzo mayor de­normal o esperado.

10. Autodisciplina. Líder es quien lleva una vida disciplinada. No hay duda, la primera y mejor victoria es la conquista de uno mismo.

11. Servicio. Dado que la forma en que tratamos a otros es el reflejo de lo que pensamos de nosotros mismos, el verdadero líder siempre sirve a los demás: los coloca por delante, sin importar su posición o título.

12. Misión. Ésta abarca a las demás, ya que todo líder sabe que tie­ne una misión y enfoca su vida hacia ella. Dirige todos sus esfuerzos a cumplirla. Un pensamiento de la Madre Teresa de Calcuta es claro al respecto: “Al nacer, lloraste y los demás sonrieron. Vive tu vida, para que cuando mueras, sonrías y los demás lloren”.

Toma en cuenta que no necesitas ser una mujer famosa. Es en la labor diaria y con las pequeñas y grandes cosas como puedes llegar a ser una mujer líder.

Y tú, ¿qué opinas?

0 shares
Artículo anterior

Cuida tu dinero y presupuesto

Artículo siguiente

Desarrollo Turistico

Deja un comentario