pattycasados

Patricia Casados – Las raíces en su piel

Patricia Casados es una mujer segura, que no le teme a los grandes retos. Se desenvuelve con gran naturalidad, convencida de la vasta diversidad turística que el país tiene para ofrecer a todo el mundo.

 

 

Su misión no es fácil, pero sí muy apasionante y jamás aburrida. Para su fortuna, cuenta con maravillosas herramientas naturales, que le permiten dar a conocer un sinfín de opciones para todos los gustos y bolsillos, que están buscando un lugar especial para disfrutar de un maravilloso fin de semana, o que quieren simplemente cambiar de aire: “Sólo hay que dar un pequeño empujón de promoción para ayudar a que en Guatemala se conozcan todas las alternativas turísticas que nuestro país ofrece”

Ella es especial, porque ha sabido caminar por su mundo con una gran fortaleza e innovación. Su personalidad es el reflejo de una mujer que ha sabido luchar por sus ideales, y que además se enorgullece de sus logros y más aún de sus raíces familiares.

No es cuestión de vanidad, sino de claridad; de satisfacción, de congruencia: “Soy la primera de cinco hijos. Nací en Cobán Alta Verapaz y crecí en Tactic, fue ese bello paraje donde aprendí a caminar, donde me enseñaron la importancia de educarme, gracias a mis padres y a mi primera maestra. Soy mística, bromista, trabajadora y muy unida a mi familia. Felizmente casada, madre y abuela.” Sin duda alguna, mi esposo y mis hijos son mis consultores personales, afirma. Además, se declara una mujer enamorada de la vida – lo que refleja a primera vista – le gusta compartir, amar y festejar la libertad, teniendo siempre como objetivo principal el poder ayudar a su prójimo.

Con orgullo y alegría, Patricia, nos comparte como fue creciendo en ella el amor y dedicación por la tierra que hoy cuida con tanto ahínco y nos declara: “Soy nieta, con orgullo de María Ernestina Casados Méndez, la decima generación, soy la que desde niña escogió pasar sus vacaciones con la alegre abuelita, soy la quien jamás olvidara las navidades al lado de mi amada abuelita, soy la nieta que jamás olvidará a la guerrera de estas tierras, soy la hija que aprendí de mi padre a no hablar de más, a no quejarme y a seguir adelante sin importar la adversidad y además, soy quien cada día construye su realidad y cada minuto de mi vida soy la persona que quiero ser”. He aprendido que puedo hacer todo lo que me proponga. La regla de oro es “no hacer todo a la vez”.

¿Cuál es su misión como mujer y profesional? Tener una pasión en la vida, nos hace vivir al máximo, creo en un mejor país donde debemos tomar la esperanza y el trabajo como valores fundamentales en la construcción del porvenir. Considero que la confianza en uno mismo es producto positivo, quiérete y apréciate tal como eres.

Esto constituye una base solida para el desarrollo personal. Siempre debemos estar atentas para abrir nuestra mente, tener hambre por el conocimiento y ser el tipo de mujer que encuentra magia en todo.

¿Cuál ha sido la clave de su éxito? Iniciativa, perseverancia y fe.

¿Cómo ha manejado y logrado el equilibrio profesional, esposa, madre y mujer? Decidí ir detrás de un sueño, aquel que siempre tuve en el subconsciente a veces se asomaba; y sin pensarlo, sin tener un plan, simplemente aprovechando las oportunidades que se me presentaron abriendo aquellas puertas que se me fueron apareciendo en el camino, llegue a donde nunca pensé. “Supe que el cielo es mi límite, y que yo soy quien puedo decidir hasta dónde quiero llegar”. A mis hijos les hacia ver “Tu naciste para ser fuerte” y así ha sido, aprendieron que cuando uno se cae hay que levantarse, sacudirse, aprender de los errores y seguir adelante. Les enseñé a manejar el triunfo con humildad y las derrotas con esperanza.

¿Cómo y por qué decidió rescatar Finca La Loma, para ser de ella hoy día lo que es? Sobre todo porque es una “alegre herencia”. Todos estamos en constante búsqueda de algo distinto, siempre quise una marca con identidad y esta seguirá dando sorpresas en el futuro y continuará engendrando orgullo para todos los buenos guatemaltecos.

Sus mayores satisfacciones: Hoy tengo una estructura y herramientas para desarrollarla, siento en este momento de mi vida la realización plena, especialmente porque se me ha dado la oportunidad de generar empleos, aplaudir el éxito de los demás, el dirigir empresas que con pasión e innovación he creado, pero sobre todo cuando veo el brillo en los ojos de las personas que están a mi alrededor, y no puedo dejar de mencionar mis momentos de oración.

¿Cuál es su visión a mediano y largo plazo dentro de su negocio? Conducida por la intuición empresarial les rindo mis máximos honores a mis antepasados.

De hecho ya somos en Finca La Loma los guardines de su historia y ecología. Y con este perfil seguiremos dando a conocer las bellezas que existen en Guatemala. Nuestra manera de vivir nos ha puesto en contacto con diferentes culturas, y esto ha sido muy especial para los proyectos comerciales.

¿Qué les recomienda a las mujeres emprendedoras? Ser constantes, estar reinventando su estilo de vida, siempre ir hacia adelante; dejando el pasado como recuerdos gratos, que busquen la naturaleza para fortalecer la paz interna. Que todo proyecto por más pequeño que sea debe tener poesía en su esencia, mezclar la serenidad con la pasión y ser amantes de la buena vida, generosas, ambiciosas, alegres y exigentes.

Su frase favorita: Yo soy Guatemala.

Su autora predilecta: Gaby Vargas.

Lo que más le gusta: Las hormigas cargando hojas, estar enamorada, las sonrisas, soñar despierta, la luna llena, compartir con mi familia y amigos, tener una ilusión y el sonido de la lluvia

Que no le gusta: El resentimiento, desorden, injusticia, profesor sin vocación, la falta de carácter y un vuelo atrasado.

La historia de Patricia es apasionante. No sólo porque como profesional ha sabido despejar todas las incógnitas para seguir creciendo, sino porque como mujer supo aprovechar las bondades de su entorno y alcanzar plenamente su realización personal.

Intensa, apasionada, por momentos explosiva, pero siempre cálida, Patricia, es un ejemplo palpable de que detrás de un gran equipo de trabajo hay siempre un gran líder

0 shares
Artículo anterior

Marketing para emprendedores

Artículo siguiente

Laura Gálvez – Creatividad e Ilusión

Deja un comentario