icasa

nutrición en Zacapa y El Progreso

Fundación Castillo Córdova apoya  la nutrición en  Zacapa y El Progreso.   

El Centro Ambulatorio de Recuperación Nutricional ha atendido 1,560 niños y niñas con desnutrición, más de 350 madres lactantes y embarazadas a quienes se les han entregado kits con productos nutritivos y han sido capacitadas en la preparación de sus alimentos.

Fundación Castillo Córdova, brazo social de Cervecería Centro Americana, informó que en más de un año, se han atendido a más de 1,560 niños y niñas con desnutrición, de las áreas rurales de Zacapa y El Progreso.  Estos resultados positivos se alcanzaron en la puesta en acción del Centro Ambulatorio de Recuperación Nutricional, el cual a través de su modelo ofrece asistencia integral a niños, madres lactantes y embarazadas con problemas de desnutrición.

El centro abrió sus puertas en marzo del 2013, en la aldea La Arenera, Río Hondo, Zacapa.  Trabaja en interacción con el Hospital Infantil Doctor Gustavo Castañeda de la Fundación Semillas de Esperanza.  La alianza estratégica entre las fundaciones Castillo Córdova y Semillas de Esperanza se da a raíz de una larga amistad entre sus miembros y con objetivos mutuos de apoyar a los niños y niñas afectados por la desnutrición.

El proyecto se ha traducido en resultados concretos en favor de niños y madres de escasos recursos. Se han atendido más de 1,560 niños y niñas con desnutrición, más de 350 madres lactantes y embarazadas a quienes se les han entregado kits con productos nutritivos y han sido capacitadas en la preparación de sus alimentos.

Según la nutricionista responsable del proyecto, Ruth Salguero, este innovador modelo de gestión ha sido totalmente efectivo pues más del 90 por ciento de los niños y madres que han recibido atención permanente ya han superado con éxito los problemas de desnutrición que inicialmente padecían. Espera que al cierre del presente año, la atención y resultados a favor de los niños y madres de escasos recursos se dupliquen.

Funcionamiento del Centro – La idea del Centro Ambulatorio de Recuperación Nutricional surge a partir del compromiso que históricamente y desde hace más de 127 años, Cervecería Centro Americana tiene con Guatemala.  La desnutrición afecta a más del 51% de los niños y niñas menores de cinco años en todo el país, por lo que se espera contribuir activamente y garantizar la seguridad alimentaria de nuestra población.

Este modelo de Responsabilidad Social Empresarial integra a una nutricionista, una trabajadora social y una nutricionista PPS (Práctica Profesional Supervisada) de la Universidad Rafael Landivar, quienes hacen las evaluaciones, además coordinan las citas con las madres y niños que requieren asistencia alimenticia.

En el Centro se atienden a pacientes que presentan desnutrición aguda leve y moderada.  El proceso de atención se inicia con un estudio socioeconómico de la madre y sus niños menores. En seguida, se hace una evaluación del peso y talla; posteriormente tienen que asistir periódicamente a las respetivas citas fijadas.

Se entrega un kit nutricional cada 15 días que se extiende hasta por dos meses.  Si en ese período los niños no se han recuperado al ciento por ciento, la asistencia con el kit y chequeos periódicos se amplían por más tiempo hasta que alcanzan los niveles de peso y talla que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El expediente de cada uno se completa, para dar seguimiento riguroso de la evolución y desarrollo de los niños y madres, hasta recuperarlos.  Con esto se libran de caer en problemas más graves de desnutrición aguda.  En el caso de las madres lactantes, mediante este programa, reciben información profesional permanente de cómo llevar una adecuada alimentación que redunde no sólo en beneficio personal sino también de sus niños lactantes.

Este trabajo también ha sido vital para detectar problemas de desnutrición, recuperar a muchos niños y, sobre todo, se ha convertido en verdadero apoyo a las comunidades que no tienen acceso a servicios médicos básicos.

Si los pacientes con desnutrición aguda no son tratados con prontitud, se corre el riesgo de empeorar su estado nutricional y que puedan recaer a una desnutrición aguda severa y aumentar el riesgo de mortalidad infantil, además de las consecuencias de la desnutrición severa, explica Salguero.

Debido al éxito del programa que desarrolla la Fundación Catillo Córdova, el Centro Ambulatorio de Recuperación Nutricional también recibe muchos niños y madres referidos por  las municipalidades cercanas, los centros de salud y hospitales del Estado. También recibe a pacientes enviados por los Centros Comunitarios de Desarrollo (Cocodes) y la Secretaría de Seguridad Alimentaria (SESAN).

Kits nutricionales – La Fundación Catillo Córdova, dependiendo de la edad de los pacientes, entrega cuatro paquetes nutritivos a los niños y madres. Para los niños de seis meses a un año, se entrega a la madre un kit que contiene dos bolsas de Incaparina Crecimax de 450 gramos, dos bolsas de azúcar de 500 gramos cada una y una botella de 400 ml. de aceite vegetal.

Los niños de uno a diez años reciben un kit compuesto por dos bolsas de 450 gramos de Incaparina Crecimax, dos bolsas de azúcar de 500 gramos, una botella de 400 ml. de aceite y 15 unidades de Neft de 50 gramos cada una.  A las madres embarazadas y lactantes se les proporciona un kit de dos bolsas de Incaparina maternal de 450 gramos, dos bolsas de azúcar de 500 gramos, una botella de aceite de 400 ml. y 15 unidades de Malta Gallo.

Estos kits alimenticios son entregados cada 15 días a las madres, quienes reciben capacitación de cómo preparar las raciones tanto para sus niños como para ellas mismas.

Jornadas Médicas – Continuando con el objetivo de llevar apoyo a las personas de escasos recursos, durante el 2013 se realizaron cuatro jornadas médicas en poblados rurales cercanos, atendiendo a más de 370 niños y niñas y madres con problemas serios de desnutrición.  La empresa Emporium y la Universidad Rafael Landivar se han unido al esfuerzo de las fundaciones Castillo Córdova y Semillas de Esperanza apoyando con medicamentos, refacciones para los asistentes y voluntariados.

Además, Semillas de Esperanza ha llevado a cabo jornadas con médicos especializados en oftalmología, pediatría, cardiología, ginecología y operación de labio leporino.

0 shares
Artículo anterior

TARIFAS DE DESCUENTO DE AVIANCA

Artículo siguiente

Las Fieras del Fútbol

Deja un comentario