cameos

Hombres: Sus miedos Frente a la Mujer

¿Qué tanto vuelve inseguro a un hombre que la mujer sea tan segura de si misma? Creo, personalmente, que en general el hombre se siente amenazado.

Alguno de los principios fundamentales de una sociedad prospera y saludable son el dialogo, la critica, el libre pensar. En la medida que ejerzamos todos los derechos, los seres humanos seremos mas libres, menos miedosos, mas, en un resumen, felices. Decia un viejo sabio que uno estaba vivo en la medida que se comunicaba. Por ello saludo esta colunma “optica masculina” con enorme entusiasmo, deseando que se convierta en un gozoso y libre espacio de dialogo y encuentro.

Quiero inaugurar esta primera entrega con un tema que me interesa mucho: ¿Qué tanto vuelve inseguro a un hombre que la mujer sea tan segura de si misma? Creo, personalmente, que en general el hombre se siente amenazado. Y es perfectamente normal, ya que en unos cuantos años, la mujer ha demostrado que en muchas areas de la vida laboral es mucho mas eficiente que un hombre. Se juntan, ademas, otros factores: el hecho de que emocionalmente el hombre es en general un adolescente. Luego una historia social y educativa en la que nuestros padres nos enseñaron que la mujer era débil, llorona, que sin el hombre era casi inoperante… y un monton de tonterias mas. Asi que con estas cosas juntas, el hombre se queda perplejo (por no decir otra cosa), cuando observa poco a poco que el universo esta poniendo lentamente a la mujer en el lugar que merece. Cuando un hombre que crecio con todos estos dogmas, al que el padre lo obligo a ser proveedor a base de golpes, cuando vio en su casa como se trataba a la mujer, cuando se quemo las pestañas durante toda su juventud para obtener un título universitario y asi poder SER alguien, se encuentra junto a el a una mujer que no nesecita nada de nadie para justamente eso: SER. y digo todo esto para explicar, no para justificar.

Pero hablándoles directamente, quiero decirles que aunque la cotidianidad se vea amenazada por un hombre que intenta boicotearlas, que aunque tengan que vivir con los berrinches de un hombre que pretende que no trabajen, por lo que mas quieren, ¡no le hagan caso! Si es necesario, deshaganse de el, pero no le hagan caso. Tendrán el chantaje del amor, sin duda, ese que les gritara en la cara quelo hacen porque las aman: NO, el amor no es eso, y ustedes lo saben bien. Sepan que también hay muchos hombres que se sienten orgullosos de su mujer, o de la mujer en general, que las admiran y que el hecho de que sean mejores, de que ganen más que ellos, de que tengan más compromisos sociales, o de que trabajen más horas que ellos no les produce ningún trauma. Desde mi punto de vista y mi experiencia, se siente más seguridad, placer y hasta excitación compartir la mesa, el diálogo, o la vida con una mujer así. Digamos, una MUJER, así, con mayúsculas, una mujer entera, fuerte, dispuesta a no dejarse humillar por nadie. Se disfruta mejor la vida cuando sabemos que entre ambos, somos un equipo en el que la mujer sabra solucionar cosas que para nosotros son irresolubles, y que, tambien, sabremos teneer la inteligencia, el amor, y la lealtad para saber reconocerlo. El tema da mucho de que hablar, hay mucho que contarnos y mucho que aprender y crecer juntos, hombres y mujeres. Hay muchos temas por desarrollar tambien. Asi que las invito a habitar este espacio de dialogo y sobre todo, ¡a no dejarse! Ustedes son brillantes, alegres, inteligentes, el eje de nuestros cosmos. Asúmanlo y vamos a tratar de tejer una vida comun mas justa y divertida.

0 shares
Artículo anterior

Me siento culpable de ser yo misma

La mujer en el foro económico mundial

Deja un comentario