foto 1

Los padres son la infuencia más importante en los buenos hábitos


 

 

Se recomienda que se realice por lo menos una comida en familia al día Los padres deben planificar y preparar las comidas y meriendas en conjunto con sus hijos.

 

 

 

La Nutrióloga Raquel Tejada  comenta que casi todas las conductas del ser humano se aprenden, por eso los padres deben inculcar en sus hijos hábitos de vida saludable desde temprana edad, que luego podrán continuar con más facilidad en la adolescencia y durante su vida adulta.

 

“Si queremos mejorar los hábitos de nuestros hijos, debemos iniciar con el ejemplo, porque los niños aprenden imitándonos. Además, la actitud que los padres tomen frente a los alimentos puede condicionar al niño a tener sensaciones agradables o desagradables de éstos”, explica la doctora Tejada. También, recomienda que se realice por lo menos una comida en familia al día y que los padres planifiquen y preparen las comidas y meriendas en conjunto con sus hijos, estableciendo una forma divertida en la que el niño participe activamente, escogiendo su propia alimentación.

Por otro lado recomienda hacer que la actividad física esté instituida en la rutina familiar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los niños y adolescentes sanos de 5 a 17 años deben realizar un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa. De este tiempo su mayor parte debe estar dirigida a actividad física aeróbica como caminar, correr o andar en bicicleta.

La Dra. Tejada recomienda los siguientes tips para sacar de la rutina a los niños e incentivarlos a alimentarse sanamente:

 

  • Es importante variar y combinar los colores de las frutas y vegetales (Cada color pertenece a  una vitamina diferente).
  • Ofrézcale a su hijo frutas, así le asegura un adecuado aporte de fibra.
  • Es preferible que los cereales (pan, galletas, pasta, arroz) sean integrales.
  • Adquiera los lácteos y sus derivados (leche, yogurt, queso) bajos en grasa. Si no tolera la lactosa puede utilizar productos libre de lactosa o soya.
  • Prepare los alimentos altos en proteínas (carnes, pescado, mariscos y huevos) reducidos en grasa y a la plancha, al vapor, horneados o asados.
  • De ser posible, almuercen o cenen pescado 2 veces por semanas.

0 shares
Artículo anterior

Alcanzarén presenta ganadores

Artículo siguiente

Post-it, McDonald´s

Deja un comentario