know-abundancia

La economía la mueven las mujeres

La influencia en el 70% de las decisiones que se toman dentro del total del PIB de cualquier país es del ‘sexo débil’.  Por Mónica Vázquez

 

Las mujeres representan la mitad de la especie humana, y aunque en los países en vías de desarrollo su situación laboral no es favorable, a nivel mundial los ingresos totales de las mujeres representan 13 billones de dólares anuales. Según los estudios, el sexo femenino controla alrededor de 20 bdd de los gastos de consumo a nivel mundial, una cifra que se calcula será de 28 bdd en los próximos 5 años. Estas cantidades representan un mercado en crecimiento más grande que los de China e India juntos, de hecho, casi lo duplican.

She – conomy   – El semanario británico “The Economist” publicó un artículo titulado, “Forget China, India and the Internet: economic growth is driven by woman”, en el que se analiza la nueva fuerza de producción y las nuevas exigencias de la estructura mundial, “comprender y satisfacer las necesidades de la mujer será esencial para reconstruir la economía. Ahí es donde radica la clave para hacer brotar el crecimiento, la lealtad y la participación del mercado”. Desde Canadá a Australia, desde Japón a México, la mujer tiene influencia en 70% de las decisiones que se toman dentro del total del PIB de cualquier país.

¿Qué compran las mujeres? – Cada que una mujer obtiene un trabajo, sus hábitos de consumo se alteran. No sólo aumenta el ingreso del hogar, viste diferente ropa, su alimentación es distinta; si es un trabajo que ama, incluso se verá a sí misma con más confianza y sus perspectivas cambiarán en cuanto a cuándo, dónde, y qué compra. Qué coche usa, qué viste, dónde vive y dónde vacaciona. Cuánto dinero ahorra y dónde lo invierte.

Las tendencias mundiales en la economía se alteran, las mujeres inauguran y potencializan nuevos mercados, pero son pocas las empresas que atienden estos cambios, pocas empresas saben qué es “lo que ellas quieren”. Según el estudio Why she buys de Bridget Brennan, el estilo de vida de las mujeres inmersas en el mundo laboral genera nuevos nichos de mercado, algunos de los factores que se alteran son:

Mujer multitask
*Sus responsabilidades se duplican, por lo que necesitan servicios, no sólo productos.
*Necesitan más horas, los productos que simplifican la vida son ideales.
*El auto es su segundo hogar, cualquier aplicación es bienvenida.
*Las compras ocurren los fines de semana, con niños, si los tienen.
*Viven con mucho estrés y buscan cualquier cosa para sentirse plenas.

Singlehood
*Los matrimonios se posponen, en números se traduce como “más dinero que gastaré en mí”.
*Mujeres jóvenes con poder adquisitivo, compran más cosas clase ejecutiva.
*Mujeres jóvenes solteras son altas consumidoras de entretenimiento.
*El divorcio se puede considerar como una nueva forma de economía.

Adiós a la cigüeña
*Menos nacimientos implican menos hijos que deriva en más dinero para la mujer.
*El sentimiento de culpa se compensa con regalos para los pequeños.
*Muchos niños crecen rodeados de lujo, antes se reservaba para los adultos.
*En algunos casos, las mascotas juegan el papel del “pequeño” de la casa.

Para darles gusto – Productos socialmente responsables
Estudios realizados en Inglaterra demuestran que los consumidoras se inclinan por las marcas comprometidas con la sociedad y además están dispuestas a cambiar de marca en ese caso. La campaña mundial más reconocida por estas acciones es “Dove, por la belleza real”. La publicidad se basó en el estudio sobre los estándares de belleza en las mujeres, al descubrir que sólo 2% se consideran bellas bajo los parámetros de los anuncios publicitarios, Dove incluyó en sus campañas mujeres ordinarias, de cualquier edad y talla lejos de los estereotipos, posando en ropa interior y mostrando sus imperfecciones. Fue tal el éxito que en 2006, la empresa Unilever, decidió abrir la “Fundación Dove para la Autoestima”.

Link con el factor emocional – La campaña “Priceless” (no tiene precio) de MasterCard está presente en 110 países en más de 51 idiomas. A pesar de su lanzamiento en 1997 se le reconoce como la campaña más exitosa en medios de pago con 223 galardones a nivel mundial. ¿A qué debe tanto éxito?, según los expertos, su principal objetivo es crear un vínculo emocional con los tarjetahabientes, en especial mujeres, mostrando diversas situaciones en las que se concluye que, “hay cosas en la vida que el dinero no puede comprar, para todo lo demás está MasterCard”.

Experiencia de compra – Las mujeres son felices explorando entre las colecciones de accesorios y ropa o dándose una vuelta por la sección de calzado. Les gusta subirse en ascensores de cristal mientras escuchan música clásica o rociarse con la muestra de un perfume antes de comprar otra cosa. A diferencia de los hombres que cuando compran algo van directo al producto. Según el estudio “Men Buy, Women Shop”, la falta de ayuda de un dependiente cuando se necesita, constituye el mayor problema (29%) al momento de realizar una compra, sobre todo cuando se trata de tecnología o en el sector automovilístico.

El rosa no basta – Una mayor participación femenina en la vida económica de un país, es un indicador, que contribuye al desarrollo equitativo. A través del consumo, las mujeres pueden influir en la toma de decisiones empresariales, y éstas se reflejarán en los esquemas sociales.

 

0 shares
Artículo anterior

Pasos para tener Éxito

Artículo siguiente

Las caracteristicas y comportamientos emprendedores

Deja un comentario