mjeringenioagosto

La artesania nunca pasa de moda


Elena Castro Rodas

La artesania nunca pasa de moda

 

Elena Castro Rodas es una mujer innovadora, que no le teme a los grandes retos, convencida de la vasta diversidad turística que el país tiene para ofrecer a todo el mundo.

Su misión no es fácil, pero si muy apasionante y jamás aburrida. Para su fortuna, cuenta con colaboradoras comprometidas y un esposo que le acompaña en esta emprendedora y exitosa tarea, quienes le permiten dar a conocer un sinfín de opciones creativas y sin duda innovadoras en artesanías nacionales para todos los gustos y bolsillos tanto del turista extranjero como nacional que están buscando un obsequio diferente y especial: “Sólo hay que dar un pequeño empujón de promociones para ayudar a que en Guatemala se conozcan todas las alternativas de artesanías nacionales que nuestro país tiene para ofrecer”, nos indica Elena.

Elena, nos cuenta que el negocio lo inicio su padre, y ella como fruto de su amplia experiencia de trabajo y conocimiento en las artesanías decidió hacer cambios, e inicio ampliando el local y así hacer crecer la necesidad de llevar a la luz la inquietud de crear e innovar que ella tenía.

Cabe destacar, que Elena, buscando la satisfacción de sus clientes, ha creado productos artesanales, mismos que se ha percatado de patentar, siendoestos diversos artículos para el hogar, pero dentro de los cuales resaltan las muñecas de cuentos o reversibles como Caperucita Roja, Ricitos de Oro, Blanca Nieves, entre otras. Mismas que son verdaderamente cautivadoras, pues por la compra de una sola muñeca, está llevando hasta 4 personajes del cuento, en una misma muñeca; según nos indica Elena. Esta fabulosa artesanía es adquirida en su mayoría por turistas que son educadores, psicólogos y por su puesto padres de familia, pues son ellos quien van contando el cuento a los niños de una manera amena y diferente, además que atiende pedidos especiales en grandes cantidades. Esta iniciativa se dio después de que un cliente del extranjero le solicito personajes bíblicos, después de haber visto las marionetas típicas que Elena, ya comercializaba.

Sin duda alguna, Elena, es una artista que ha logrado ya consolidar un nombre en el ámbito de la artesanía guatemalteca de forma creativa e innovadora y que desde “Mayita” (el nombre de su tienda ubicada en el mercado de artesanías) han sabido colocar su trabajo en galerías y comercializar sus productos en diversos espacios generales y particulares, teniendo participación en Expos internacionales, así como en la Feria Chapina, para la cual nos comenta que ha tenido gran apoyo por parte del Ministerio de Economía, y viendo hacia el mercado europeo han encontrado un aliado estratégico como lo es la Cámara de Comercio Italiana, pues esta tiene como objetivo tener el portal Made in Guatemala, como una ventana para los empresarios italianos.

“Si se integran los esfuerzos de espacios y de apoyos oficiales hacia la labor creativa de las empresas nacionales dedicadas a la artesanía, se tendrá el potencial no sólo de generar recursos para un sector que representa fuentes de trabajo para muchos guatemaltecos, sino que al mismo tiempo puede ser generadora de imagen e identidad para el país fuera de nuestras fronteras; además, la actividad productiva artesana, por su flexibilidad en horarios laborales y gestión, se presenta como una interesante opción laboral para las mujeres en nuestro país”, subrayó. Es importante mencionar, que Elena, a través de sus productos innovadores crea empleos indirectos a muchas mujeres en riesgo social (mujeres maltratadas, madres solteras de muy escasos recursos) y que necesitan el apoyo y confianza de otras personas para así poder tener ingresos económicos para el bien de sus familias.

“Si bien otras industrias y sectores comerciales logran consolidar apoyos como créditos y recursos para incrementar su presencia en el mercado, la artesanía contemporánea guatemalteca tiene todos los elementos para recibir igualmente apoyos para el impulso de su trabajo”, precisó.

Después de admirar varias de las artesanías que podemos encontrar en “Mayita”, y terminando nuestra entrevista, le pedimos a Elena, que nos compartiera un consejo para las mujeres emprendedoras que como ella, en algún momento también tuvo miedo al fracaso, a lo cual nos dice: “Si se puede, debemos quitarnos el tabú de que la mujer debe ir en segundo plano, pues al demostrar con metas y objetivos precisos podemos salir adelante, sin olvidar lo importante que es capacitarnos y más aún la plena confianza y seguridad en nosotras mismas”, concluyó.

Debemos resaltar que los turistas internacionales y porque no decir, también nacionales, podrán encontrar en Mayita, además de amabilidad y una espontánea sonrisa, excelentes artesanías, productos de alta calidad a precio justo, pero más aún asesoría profesional y de confianza, pues algo sumamente importante en lo que nos recalco Elena, es el no abusar de la falta de conocimiento del turista.

Elena, se caracteriza por su creatividad, innovación, constancia, visión de crecimiento hacia mercados internacionales, y también al empoderamiento que le ha dado a sus colaboradoras directas e indirectas. La magia de las artesanías en Guatemala, se expresa a través de sus materiales, formas, diseños, texturas y colores, hoy en día la acelerada tecnificación nos sumerge en la industrialización de todo lo que nos rodea, en consecuencia la perdida de nuestras artesanías, es por ello que debemos fomentar su difusión, comercialización y orgullo nacional por las mismas.

0 shares
Artículo anterior

El arte de las manualidades

Artículo siguiente

De lo tradicional a lo innovador

Deja un comentario