shutterstock_8091055

El carisma del líder

EL CARISMA DEL LIDER

Los grandes desafíos exigen grandes líderes. Ese tipo de personas que marcan el rumbo y son capaces de actuar con decisión y temple ante las crisis, en los momentos difíciles la acción de un líder eficaz es fundamental. Lideres que tengan conocimiento técnico, pensamiento estratégico y un modelo que proteja sus ideas y que sean creadores de principios, los lideres se caracterizan por tener, al mismo tiempo, la habilidad para armar y conducir grupos que trabajan con eficacia. Necesitamos lideres, creativos, apasionados, proactivos, como decimos en Perú Lideres de pura cepa , para que juntos construyamos el puente hacia el futuro .

En varias oportunidades me han preguntado ¿un líder nace o se hace? , y a mi parecer el líder nace y se hace. La esencia viene con uno; el resto se educa, se practica y se aprende. El liderazgo puede construirse progresivamente y luego potenciarse por la formación, teniendo en cuenta el contexto en el cual nos desarrollamos. Hay que ser un observador sensible de la realidad, pensar en red, lo que hoy llamamos el liderazgo conectivo que es construir con otros, ser apasionado, coherente y mostrarse tal como se es. También es importante saber comunicar, haciendo a la gente importante, demostrando con transparencia las emociones e ideas. Los líderes son verdaderos agentes de cambio, que mejoran y transforman el contexto en el que están insertos. Por eso, es importante que sean idealistas sin ser ingenuos porque tus ideas te hacer fuerte pero tus ideales invencible.

Otra pregunta es entre es ¿necesitamos gerentes o lideres? El líder obtiene su poder de sus seguidores; es alguien que motiva e inspira el compromi¬so de la gente. Mientras que el gerente obtiene su poder de de un directorio, maneja empleados, delega funciones y debe tener control de los procesos, para darles continuidad, buscando la seguridad, es decir administra los recursos por lo que necesita más competencias técnicas. Los líderes se anticipan al cambio o los provocan, mientras que la mayoría de los gerentes reacciona al cambio, lo que implica gestión de talentos, procesos y evaluaciones. Si bien es diferente ser un buen manager que un buen líder, de lo que estoy seguro es que en el mundo globalizado y cambiante en el que vivimos, las organizaciones necesitan, cada vez más, gerentes con liderazgo. Sin embargo, no creo que para un líder sea primordial ser un buen gerente, porque puede complementarse con otras personas de su equipo y distribuir las tareas de medición cuantitativa, organización administrativa y sistemas. De esta manera podrá lograr su misión de transformar a la GENTE.

 

0 shares
Artículo anterior

Importancia Salud Bucal

Artículo siguiente

Antes y durante el climaterio y menopausia

Deja un comentario