ENTREVISTA014-JUNIO-A

Dunia de Morales

Generalmente cuando pensamos en el caballo, pensamos en él como elemento para deporte, distracción, diversión, trabajo, etc.

Este tipo de pensamiento automáticamente implica el hecho de dominarlos, montarlos, de la necesidad de ser líderes, de enseñarlos o entrenarlos. Difícilmente, nos pasa por la mente la idea contraria: el caballo enseñando al ser humano, sin embargo, en esta ocasión nuestra entrevista salió de lo normal… Dunia de Morales, hoy en día busca capacitar para potencializar el liderazgo y mejorar nuestra inteligencia emocional a través de estos hermosos animales.

Actualmente existe una innovadora modalidad, en la que se trabaja con el caballo de una manera única. Si, se interactúa con el caballo tal cual es, en libertad, sin necesidad de montarlo, sin necesidad de entrenarlo previamente. Es una modalidad en la cual entre más espontáneo y genuino sea el caballo, más enseñanzas y más aprendizajes obtenemos de ellos. De hecho, si el caballo está “sobre entrenado”, y se ha olvidado de como “ser caballo”, deberá permanecer en una manada en libertad, de esta manera, podrá recuperar sus características naturales y así poder ser involucrado en este tipo de experiencias.

Nuestra entrevistada de esta ocasión es una mujer que transmite paz, seguridad… llegamos justos poco tiempo antes que inicie uno de sus cursos de aprendizaje experiencial; casada con dos hijos y con metas claras tanto empresariales como personales, así es Dunia de Morales.

Bajo esta interesante introducción, iniciamos nuestra conversación con Dunia, quien sin tanto pensarlo nos afirma “Los caballos cambiaron el rumbo de mi vida.  Cambiaron mi forma de ver la vida, la naturaleza y la importancia de trabajar en equipo y velar por quienes están a mí alrededor”, quien prosigue con entusiasmo informándonos lo que se busca y mejor se logra con esta modalidad.

En ocasiones los comportamientos de nuestros colaboradores o familia, solamente los señalamos en vez de ayudarlos a transformarlos y ser mejores, nos enfocamos solo en lo negativo; es por ello que decidí dedicarme a ser instructor en el área de liderazgo y crecimiento personal, a través de este método, en el podemos desarrollar aún mejor nuestra inteligencia emocional y social, nos dice Dunia.

¿Dunia, cuál ha sido su mayor satisfacción con esta nueva experiencia?  Sin duda alguna mi mayor satisfacción ha sido poder contribuir a que otras personas se encuentren a sí mismas, su propósito y mejoren su calidad de vida.  Cabe mencionar que la mayoría de veces, vivimos con máscaras… pues no somos capaces de demostrarnos cómo realmente somos, quizás por miedo, por vergüenza o sencillamente para dar una apariencia de fortaleza y perfección…

Quiero comentarles que a mi antes no me gustaban los caballos ¡ni pensar en montarlos!, sin embargo, un día decidí intentarlo, con el tiempo fui tomando confianza y perdiendo el miedo; aunque en una oportunidad tuve un pequeño incidente y según yo no había pasado nada, no me había asustado y todo estaba normal, al día siguiente fue mi caballo Fandango, quien me desenmascaro pues el sí sintió mi temor e inseguridad interior a pesar que a mí misma y a quienes me acompañaban les hice saber lo contrario.   Fue en ese momento que me di cuenta el gran vínculo y ventajas que podemos tener al mantener este acercamiento con los caballos, de ahí partió mi interés por aprender esta metodología.  Nos cuenta, Dunia.

Los primeros talleres los recibí en Arizona, en ellos me di cuenta que estaba aprendiendo a escucharme y conocerme mucho mejor, sin juzgarme no criticarme.

Actualmente puedo afirmar que soy una persona plena, realizada y feliz, que también tiene momentos difíciles y que también tengo un lado obscuro, pues ahora entiendo que todos como seres humanos tenemos la capacidad de saber canalizar de la mejor manera nuestras emociones, cualquiera que estas sean.  La premisa básica es siempre disfrutar y que nos sintamos felices. Disfrutar del contacto y aprendizaje con los caballos y del contacto con la naturaleza que estas actividades nos proporcionan.

Los caballos son extremadamente sensibles a todo lo que es comunicación y nos brindan la posibilidad de mejorar, de crecer, de expresar nuestros sentimientos, en resumen, de descubrir  la mejor versión de nosotros mismos.  Los caballos tienen el don de hacernos sentir emociones y todas esas emociones son información que podemos utilizar pasa mejorar y crecer.  Dado que los caballos no juzgan, nos invitan a juzgarnos  a nosotros mismos y al no sentirnos juzgados por otros. El contacto con el caballo nos posibilita potenciar aprendizajes significativos, ya que se desarrolla en un entorno al aire libre. Para aprender por la experiencia, en primer lugar debemos conocernos a nosotros mismos. Uno de los beneficios de la compañía con caballos es que ayudan a las personas a sentirse bien consigo mismas, y esto también contribuye a que nos relacionemos mejor  con los demás. Para esto utilizamos al caballo que es un experto en enseñar a cualquiera  cómo ser uno mismo y reflejan el trato que reciben. Con estas actividades de aprendizaje con caballos pretendemos relajarnos, ganar  confianza, favorecer la empatía y abrir nuevos canales de comunicación, no solo con los propios animales, sino también con las personas  a nuestro alrededor.

Dunia, nos comenta que la filosofía que está vinculada a esta metodología innovadora es Ubuntu, que consiste en  una actitud mental prevaleciente entre los nativos del extremo sur de África, surge del dicho popular “umuntu, nigumuntu, nagamuntu”, que en zulú significa “una persona es una persona a causa de los demás.”   Ubuntu es una regla ética sudafricana enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas. La palabra proviene de las lenguas zulú y xhosa. Ubuntu es visto como un concepto africano tradicional.

Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos.  Sin duda alguna, estamos en una época que necesitamos UBUNTU. Ahora más que nunca es importante aprender de las buenas prácticas de otras culturas y civilizaciones.   Tenemos el conocimiento  y la sabiduría, sólo tenemos que aplicarlo.

Esta filosofía en conjunto y puesta en práctica con los equinos es un modelo innovador e impactante, una manera diferente de usar a los caballos. Es como si el ser humano estuviera regresando a la naturaleza para encontrar nuevas soluciones; y en este caso, el caballo, está enseñando al ser humano a encontrar respuestas y soluciones a situaciones y problemas presentes.

Esta metodología con los caballos está ayudando y enseñando a la gente, ya en diferentes partes del mundo, a comunicarse de una manera más efectiva, a entender sus emociones, a ser creativo en la solución de problemas, a buscar nuevas alternativas, a aprender de sí mismos, a ser congruente consigo mismo.

El Aprendizaje Asistido con Equinos es un modelo que tiene pocos años de haber surgido de manera sistemática y estructurada, por lo que el campo está abierto a la investigación y a diferentes vertientes. Vale la pena adentrarse a nuevas perspectivas y visiones no solo del aprendizaje humano, sino del uso del caballo, las profundidades a las que este modelo es capaz de llegar y sus alcances, llegarán a sorprenderte.

Los caballos tienen la llave para llegar a lo más profundo de nuestro ser y facilitar el cambio, estemos abiertos a conocer este interesante y diferente método de desarrollo personal.

0 shares
Artículo anterior

Regalos que marcan la diferencia

Artículo siguiente

Especial regalo para papá

Deja un comentario