cancermama

Cuida tu vida

Aunque la enfermedad continúa siendo la más importante en los países del primer mundo, el riesgo de cáncer de mama y muerte por cáncer de mama está aumentando notoriamente en todo el mundo. 

 

Incrementar el nivel de conciencia entre la población para combatir el cáncer de mama, es un nuevo reto y responsabilidad que deben tener las ejecutivas que ocupan puestos de liderazgo en las empresas, ya que a través de sus cargos pueden generar acciones y difundir información útil que ayude a evitar más muertes por causa de esta enfermad.

El objetivo es salvar vidas a través de los cargos que representan, hay muchas actividades que podemos hacer, desde facilitar un día para que vayan a revisión médica y llamarlo el Día de la Vida, por ejemplo; acercar esos recursos a la compañía, difundir información por medios electrónicos, invitar a nuestro personal a unirse a eventos Yo soy Rosa, como lo son las caminatas que recaudan recursos para la causa, participar comprando productos rosas, con todas las compañías que tienen estos productos.

Por ejemplo debemos compartirnos información, acercar  oportunidades de mastografías, ayudar a nuestros colaboradores con un seguro médico, a los hombre igual se les debe informar porque también están expuestos y tienen familiares o amigas y conocidas a quienes pueden informar para cuidarse.

Este tipo de estrategia corporativa promueve la detección oportuna del cáncer de mama y no es caro,  “lo caro es no cuidarnos, lo caro es no tener conciencia, tomar medidas de prevención siempre es mucho más económico que remediar problemas serios como este y no nos cuesta mucho ser conscientes y difundir este tipo de campañas”.

Somos nosotras, las mujeres, quienes estamos  haciendo girar este mundo, 85% de las decisiones económicas las están tomando mujeres, lo que quiere decir que hay un liderazgo.

Tres minutos al mes hacen la diferencia

1.-Autoexploración

2.-Acudir con un doctor especialista

3.-Realizarse estudios

0 shares
Artículo anterior

Diversión en familia

Artículo siguiente

Educando a nuestras mascotas

Deja un comentario