shutterstock_103874651

Cuida tu dinero y presupuesto

Conoce algunos consejos que te ayudarán a proteger y a usar una tarjeta de crédito.

 

Estar pendiente de la seguridad

Es muy recomendable siempre tener en un lugar seguro tus tarjetas de crédito y al hacer uso de ellas en establecimientos, nunca per­derlas de vista.Conserva a la mano los datos de tu banco para que en caso de robo o extravío, realices el reporte de inmediato.Firma tus tarjetas nuevas inmediatamente al recibirlas. Traza una raya horizontal en el es­pacio en blanco que quede después de tu fir­ma, de esta manera evitarás la modificación y mal uso de la misma.

Lleva un buen control de tus gastos  Siempre será necesario que conserves los comprobantes de pago y estados de cuenta bancarios. ya que estos te ayudarán a admi­nistrar tus gastos.En caso de que tu estado de cuenta contenga algún gasto que te resulte sospechoso, repór­talo de inmediato.No gastes más de lo que puedes pagar; cuando utilices tarjetas de crédito es conve­niente que tengas en mente cuáles son tus límites, de esta forma no rebasarás tu capa­cidad de pago.

Automatiza tus pagos Empieza por dar de alta el servicio de domi-ciliación o pagos recurrentes, pues al hacerlo los pagos de diversos servicios como agua, luz, teléfono, televisión (por cable o satelital) y te­lefonía celular, se efectuarán automáticamen­te hasta que decidas cancelar el servicio.

Pagos en el extranjero En caso de viaje fuera del país, es muy con­veniente dar aviso a tu banco antes de salir para que sean reconocidos y autorizados tus pagos.No ofrezcas ni proporciones a extraños tus da­tos personales, como nombre completo, direc­ción, teléfono, correo electrónico o pasaporte.Asegúrate de no perder de vista tu tarjeta cada vez que pagues con ella.Ten presente el límite de crédito para que no sobregires tu tarjeta.Intenta no cargar con más efectivo del que en realidad necesites, pues las tarjetas son acep­tadas en casi todos los comercios.   Presta mayor atención en los aeropuertos y otros lugares públicos en los que propor­ciones en voz alta datos de tus tarjetas, pues los delincuentes acostumbran pasearse por terminales de gran tráfico para cualquier oportunidad de robar.

Después de realizar una compra cerciórate de que el vendedor vuelva tu tarjeta y no la de otra persona.  Asegúrate de que se emita un sólo comprobante de  transacción y que éste contenga el número de  tu tarjeta de crédito. Guarda siempre la copia de voucher, Verifica que el monto en la copia ha  sido entregada por el comercio.    No permitas que los cajeros o vendores  anoten tu dirección o número telefóno.   Nunca firmes un recibo en blanco, pues alguien podría llenar con un monto falso.

 

0 shares
Artículo anterior

Delicioso regalo!!!

Artículo siguiente

¿Qué te hace Líder?

Deja un comentario