d4

Control de Obesidad

Cirugía para el control de Obesidad -Cirugía Bariatrica-

La obesidad es una enfermedad que afecta diferentes sistemas del cuerpo humano y causa diversas enfermedades.

Esta información es cortesía de: Dr. Juan Altuve

 

Considerada la epidemia del siglo XXI, esta afectando cada vez mas a nuestra población y se estima que 15 – 20% en América latina tienen problemas de obesidad. En países desarrollados estos índices alcanzan hasta el 50% de su población.

El aumento progresivo y no controlado del peso en una persona, representa alteraciones en el funcionamiento de varios órganos predisponiéndolo a padecer de múltiples enfermedades. Dentro de las alteraciones más comunes que podemos mencionar están:

Sistema Cardiovascular: Aumenta el trabajo del corazón, forzándolo a oxigenar más tejido en el cuerpo, con lo que aparece problemas de presión arterial elevada (hipertensión Arterial) y los riesgos que conlleva padecer de hipertensión, como infartos, derrames cerebrales, etc…

Aparato respiratorio: El aumento y acumulación de grasa alrededor de la vía respiratoria y pulmones limita la captación de oxigeno por parte de los pulmones y disminuye progresivamente el aporte al resto del cuerpo, por lo que la capacidad física empieza a verse reducida. La disminución constante del oxigeno en el cuerpo también puede afectar las funciones cerebrales causando dificultad para la concentración, tendencia a depresión, ansiedad etc.

Aparato digestivo: La presión que hace la grasa a nivel abdominal sobre el estomago favorece la aparición de reflujo esófago gástrico.

La acumulación de grasa a nivel de hígado (Hígado graso) es precursor de serias enfermedades como cirrosis.

Diabetes: el aumento de peso trae como consecuencia diversos trastornos en la utilización de la glucosa (azúcar) los que pueden terminar en Diabetes mellitus tipo II, estimándose que el aumento de índice de masa corporal a 25 aumenta por 3 el riesgo de padecer diabetes. Este riesgo aumenta a 47 si el índice de masa corporal llega a 30 y un paciente con índice de masa corporal de 35 tiene 93 veces más posibilidades de desarrollar diabetes que cualquier otra persona.

Sistema músculo esquelético: los huesos y articulaciones se ven forzadas a cargar un peso para las que no fueron diseñadas. Las articulaciones que mas sufren son: rodillas, caderas, columna y tobillos, presentando daños que con el tiempo son irreversibles y su tratamiento son los reemplazos articulares.

Cáncer: el riesgo de desarrollo de cáncer de cualquier órgano es mayor en pacientes con problemas de obesidad.

En la actualidad el indicador más aceptado para determinar el grado de sobrepeso u obesidad de una persona es el Índice de Masa Corporal (IMC), que es la relación entre el peso y la talla, y representa el peso para el cual fue diseñado el cuerpo de cada paciente.

Es una formula sencilla y practica y se obtiene dividiendo el peso en kilogramos dentro de la estatura en metros al cuadrado (IMC= peso (kg)/estatura (m) x estatura (m)).

El resultado de esta forma permite clasificar el estado del peso de una persona como normal si el IMC está entre 21 a 24.9 Kg/m2, sobrepeso si el resultado es 25 a 29.9 y por arriba de 30 inicia la obesidad, aumentando los riesgos de enfermedades relacionadas.

Cirugía y obesidad – La cirugía bariátrica (cirugía para el control de la obesidad) tuvo sus inicios cerca de 1960, y fue hasta 2 décadas después que tuvo aceptación al ver los efectos que se obtenían con la perdida continua de peso.

Con estos procedimientos se han logrado corrección de las enfermedades por arriba del 90% de las enfermedades relacionadas a la obesidad, con lo que la calidad y expectativa de vida de las personas afectadas por esta enfermedad mejora notablemente.

Consiste en diferentes técnicas con las cuales se limita la capacidad de el estomago para ingerir alimentos (técnicas restrictivas: banda gástrica, plicatura gástrica y manga gástrica), se puede limitar la capacidad de el estomago y la capacidad de absorción de grasas y proteínas (procedimientos restrictivos mal absortivos: ByPass Gastrico) o disminuir la capacidad de absorción únicamente (procedimientos mal absortivos: derivación bilio pancreática).

La Banda Gastica consiste en un anillo que se coloca alrededor del estomago en la parte alta, con lo que se logra el en efecto similar al de un reloj de arena con lo que se consigue que la comida ingerida pase lentamente a través de este anillo y la persona permanezca más tiempo satisfecha y con poca comida. Tienen la gran ventaja de ser reversible y puede lograr resultados adecuados en la pérdida de peso en 65-70% de los casos.

En la cirugía de manga gástrica se secciona el estomago a lo largo, dejando funcional cerca del 15-20% de el estomago con lo que se consigue limitar la cantidad de comida que pueda ingerirse. Se obtienen mejores resultados y a más largo plazo que con la banda gástrica (80%) en cuanto a control del peso y sus enfermedades, pero ya implica una sección del estomago y la convierte en un procedimiento irreversible.

La plicatura gástrica es el procedimiento más reciente que se está practicando dentro de la cirugía bariátrica y se han reportado resultados adecuados en el control del peso. Consiste en reducir el tamaño del estomago (similar al de la banda gástrica) pero sin cortarlo, únicamente se “dobla” sobre si mismo logrando así limitar la capacidad para comer. Al no cortar el estomago se limitan los riesgos y puede ser reversible.

En le ByPass gástrico se realiza una reducción del estomago a 5-15% del estomago normal y se conecta directamente al intestino delgado. Con esto se logra la restricción para la ingesta de alimentos y al estar conectado directamente al intestino delgado y no pasar por el duodeno (primera porción del intestino delgado inmediatamente después del estomago) se disminuye la capacidad de grasas y proteínas con lo que se logra una perdida continua de peso. Es un procedimiento mas complejo, pero que ofrece los mejores resultados (por arriba del 90% en control de obesidad y enfermedades). Este tipo de procedimientos requiere tomar complejo vitamínico por la mala absorción que se logra.

Los candidatos a este tipo de operaciones son todos aquellos pacientes que el IMC está por arriba de 40 Kg/m2, aquellos que están con 35 de imc y presentan alguna enfermedad relacionada a la obesidad y recientemente se empezó a usar en pacientes con IMC entre 31 – 34 Kg/m2 que desarrollan diabetes mellitus o hipertensión arterial y quienes han estado en tratamiento con nutricionista, ejercicios, etc. y a pesar de ello no logran resultados satisfactorios.

En general los resultados que hemos obtenido con la cirugía bariátrica es control del peso en 90% de los casos, donde el 95% de los pacientes que padecían de hipertensión arterial han estabilizado su presión y no requieren más tratamientos, el 93% de los pacientes diabéticos lograron curación de su enfermedad, 85% con dolores articulares consiguieron mantenerse sin analgésicos y el 100% de los pacientes con problemas respiratorios –apnea del sueño- corrigieron este problema.

En conclusión, la enfermedad de la obesidad es un problema que limita física, emocional y socialmente a las personas, deteriorando su calidad de vida y disminuyendo la expectativa de vida. El control de esta enfermedad logra resultados que pueden representar un cambio de vida total. Desafortunadamente los resultados con dietas, ejercicios y diferentes terapias en determinado momento son limitados y temporales, por lo que la cirugía bariátrica se convierte en una excelente alternativa.

0 shares
Artículo anterior

Daniela de la Fuente

Artículo siguiente

Tienes 30 años o +..?

Deja un comentario