shutterstock_74355229

Conocer al consumidor, clave para evitar el fracaso de tu producto

Las altas tasas de fracaso de nuevos productos llevan a algunas personas a creer que el éxito es aleatorio e impredecible, pero la innovación es mucho más ciencia que magia.

En este sentido, Nielsen compartió con sus clientes lecciones de los ganadores del estudio “Breakthrough Innovation”, en el que describe algunos productos innovadores que tuvieron un éxito.
Para cambiar realmente los resultados de un producto innovador, deben cambiar las creencias básicas sobre su proceso.

Durante los últimos tres años, Nielsen, proveedor de información sobre lo que el consumidor ve y compra, ha estudiado más de 17 mil nuevos productos lanzados entre 2008 y 2012, nombrando a 62 ganadores en “Breakthrough Innovation”, por haber cumplido con los criterios de diferenciación, relevancia y permanencia en el mercado.

Durante la presentación del estudio Taddy Hall mencionó que “en la actualidad, el 85% de los productos nuevos fracasan, solo el 15% permanece. Por lo que para tener éxito con algo innovador se requiere de un marco teórico que comience por reconocer la demanda del consumidor, desarrollar aquello que satisfaga esta demanda y finalmente ponerla en acción”.

Centrarse en las demandas insatisfechas del consumidor ha permitido a los ganadores expandir sus líneas de categorías, un ejemplo de estrategia para entrar al proceso de innovación. El 50% de las ventas de los ganadores de “Breakthrough Innovation”, en promedio, provienen de expansión de categoría. Eso significa traer nuevos consumidores a la categoría o a aquellos ya existentes dirigirlos hacia una nueva circunstancia de uso, ofrecer un nuevo beneficio que incluso los convenza de pagar un precio premium.
Al concentrarse en una necesidad insatisfecha específica en la vida de los consumidores, expandiendo categorías y manteniéndose alineados en ese insight inicial desde el desarrollo hasta que esté en el mercado, se ha observado que los ganadores transforman el proceso de innovación de uno en el que el riesgo y desperdicio estaban contemplados, a uno en el que sistemáticamente se removieron. Esto ha permitido a los directores mejorar las tasas de éxito e impulsar el retorno de inversión.
El equipo de innovación debe tener clara la visión de la demanda de principio a fin. El concepto, producto y ejecución deben alinearse sin limitaciones de procesos establecidos, recursos existentes, o supuestos del mercado. Este conjunto bien formado, permitirá crear un producto innovador exitoso.

0 shares
Artículo anterior

5 cosas que hacen los líderes para motivar a sus empleados

Artículo siguiente

¿Qué leer en este mes?

Deja un comentario