curiosos1

¿Cómo perder el miedo a comprar por internet?

El comercio electrónico es una alternativa que ofrece grandes ventajas a los consumidores y que está creciendo a paso firme en todo el mundo.

De acuerdo a la firma Latin Link en el mercado latinoamericano se ha observado un crecimiento anual entre 20 y 30% de las compras en línea en los últimos 3 años, con cifras record que rondan los 70,000 millones de dólares en ventas anuales.

Sin embargo en países como México y Guatemala el ritmo aunque creciente, es más lento. Aún hay muchas personas que no han experimentado esta novedosa forma de compra, a pesar de que existen tantos beneficios y buenas referencias sobre este modelo de comercio.

¿Por qué aún hay tantos guatemaltecos con acceso a internet que no compran en línea? La desconfianza, el desconocimiento y la inseguridad son algunos de los factores que contribuyen al temor de comprar en línea. Los argumentos de los consumidores van desde el temor de colocar el número de tarjeta de crédito o débito hasta no tener la seguridad de recibir lo que compraron. Por otra parte, estamos habituados a las formas del comercio tradicional en donde vemos y tocamos el producto de nuestro interés, lo pagamos en el momento y lo llevamos con nosotros.

Sin embargo, según explica el Director General de Mercado Actual, el continuo crecimiento en el comercio electrónico comprueba que “los temores de los e-compradores novatos son infundados y se basan más en factores emocionales que en la realidad”.

Las principales barreras para comprar en línea son las siguientes:
1. Temor a ingresar los datos de mi tarjeta e información personal: éste es uno de los principales temores que todavía hoy tienen los consumidores a nivel mundial. Existe resistencia a poner su número de tarjeta de crédito o débito en un sitio web, por temor a un posible fraude o clonación de sus datos.

Afortunadamente, en la actualidad las normativas de las entidades financieras y regulaciones gubernamentales, exigen que los comercios en línea sean muy cuidadosos para garantizar que los pagos sean seguros, utilizando pasarelas de pago que cifran los datos sensibles de sus clientes. En este respecto el mundo virtual es similar al mundo real y ofrece una garantía extra que es la seguridad digital.

Las tiendas que ofrecen seguridad virtual deben tener un sello de confianza “online” que las declare páginas seguras, por lo que los usuarios deben poner especial atención que aparezcan las siglas “https” en la barra de navegación, en las páginas donde se ingresa información sensible, tales como la página de Registro y la de Pago, aunque puede aparecer en otras partes del sitio.

Además, los comercios también ofrecen formas de pago alternativas para adquirir los productos o servicios, tales como pago contra entrega o depósitos a cuenta, para que los consumidores utilicemos el tipo de pago que más se ajuste a nuestras condiciones, comodidad y tranquilidad.

2. Temor a que el producto no sea igual cuando lo tenga en mis manos: éste es un temor lógico y uno de los mitos más difíciles de romper. A los compradores nos gusta tener en nuestras manos los productos que estamos adquiriendo.

Para contrarrestar este recelo, los comercios electrónicos ponen a disposición de los posibles clientes información detallada sobre sus productos, con imágenes y descripciones cuidadosas de los mismos, incluyendo detalles técnicos que hagan que el cliente tenga la seguridad de que lo que está comprando es lo que quiere. También es útil leer las reseñas que dejan los clientes que ya han comprado previamente el producto que estamos buscando.

3. Temor a no tener con quién abocarme en caso de incidencias: estamos acostumbrados a exponer nuestras dudas o reclamos sobre algún servicio a una persona que nos atiende físicamente en una tienda.

Sin embargo, los comercios electrónicos facilitan a los usuarios diferentes medios de contacto para atendernos y resolver nuestras dudas en períodos cortos de tiempo. El teléfono, el correo electrónico y las redes sociales son de las principales fuentes de contacto que los consumidores tenemos a la mano.

4. Temor a que no llegue el producto: los expertos aseguran que la logística de la mayoría de las empresas de venta en línea ha experimentado una notable evolución. Muchas empresas de este tipo garantizan una entrega rápida y de calidad, sabiendo que la misma no sólo es el paso final en el proceso de comercio electrónico sino la única experiencia presencial que tiene el cliente frente a sus servicios, por lo tanto es un tema de suma importancia que no puede fallar. Generalmente, si el comercio no cuenta con un servicio de entregas propio, subcontrata empresas expertas en estas gestiones para que el proceso llegue a buen término.

5. Temor a no poder hacer cambios o devoluciones del producto o no contar con garantía sobre el mismo: el consumidor de compra en línea debe gozar de los mismos beneficios que el consumidor tradicional en cuanto a la garantía y servicio post venta, ya sea en los plazos de la garantía como en las especificaciones para resolver las posibles incidencias. Las tiendas en línea se están preocupando por tener políticas de cambios y devoluciones orientadas en la satisfacción del cliente ya que esto constituye una ventaja competitiva frente a los mismos.

6. Temor a no saber si una tienda en línea es confiable: el internet y las redes sociales ofrecen importante información sobre los comercios. Podemos conocer la reputación del negocio según las experiencias que otros usuarios hayan tenido y observando la forma en que los comercios responden a las dudas y comentarios de los clientes. Si aún te quedan dudas…déjate guiar por tu instinto, los consumidores actuales somos exigentes e intuimos cuando una empresa es de confianza, si vemos algo raro no nos atrevemos a realizar la operación.

Si todavía estás indeciso en debutarte en las compras en línea, toma en cuenta los criterios que debes requerir de los comercios y ¡anímate! Una vez que lo hagas, lo seguirás haciendo una y otra vez.

Artículo escrito por Marla Menchú de Mendoza
Socia fundadora de www.curiosos.gt, tienda en línea de ropa para niños y bebés marca Dave & Bella.

Foto utilizada en esta nota cortesía por infocus Technologies bajo licencia Creative Commons.

0 shares
Artículo anterior

RSC de BAC|CREDOMATIC

Artículo siguiente

Recomendación de lectura

Deja un comentario