shutterstock_104071613

Cómo mejorar tu habilidad para agradar

La forma en que te expresas con tu cuerpo y las palabras que utilizas, pueden hacer una gran diferencia a la hora de agradar a los demás.

No hay nada peor que un apretón de manos débil e inseguro, ¿no? Y si llevamos eso al cotidiano terreno de negocios, ¿a quién no le gustaría agradar en una reunión o en una presentación en público? A continuación, conoce los tips del considerado “padre” del marketing evangelista, Guy Kawasaki, para que los que te rodean se sientan más a gusto contigo.

-Cambia sonrisas falsas por verdaderas: los gestos que realiza tu cara cuando sonríes de forma falsa te delatan. ¡Sonríe auténticamente! Y tendrás una oportunidad más para conectarte con la gente.

-Usa las palabras correctas: “las palabras son la expresión facial de tu mente”, dice Kawasaki. Por ello, asegúrate de: utilizar palabras simples, hablar usando la voz activa en lugar de pasiva, que las palabras no sean extensas (y por lo tanto aburridas) y, saca ventajas de algunos dichos y frases populares con los que la otra persona pueda sentirse identificado.

-Vístete para la ocasión: aparecer en jeans y zapatillas puede producir un impacto tan contraproducente como el de una vestimenta demasiado arreglada pero fuera de lugar. Asegúrate de utilizar prendas acordes al lugar, momento y personas con las que te reunirás.

-Perfecciona tu apretón de manos: la próxima vez que des la mano a alguien presta atención de cumplir las siguientes características: contacto visual, saludo apropiado, sonreír con tus ojos, distancia moderada, tener tu mano seca y suave, dar un apretón firme, mantenerlo por no más de 2 a 3 segundos.

-Acércate: pese a la distancia que puede imponer la comodidad de contactarse con las nuevas tecnologías, intenta un contacto personal cara a cara, de vez en cuando.

-No impongas: imponer tus valores al resto de las personas nunca es bien recibido, y puede tener el efecto contrario.

-Acepta a otros: ten en cuenta que todos tenemos fortalezas y debilidades, y que todos son mejor que tú en algo.

-Vuélvete más personal: conoce y conéctate con las personas, sobre todo las más cercanas a ti.

-Persigue y planea tus pasiones: las personas apasionadas por lo que hacen son más interesantes… ¡y las personas interesantes son más encantadoras!

-Encuentra pasiones compartidas: asume que todos tienen una pasión, asume que tienes algo en común, investiga sobre eso.

-Primero di que sí: le gustarás más a la gente si primero asumes que algo es bueno, en lugar de malo antes de probarlo.

Artículo escrito por:   Sabrina Gaete/Wobi

0 shares
Artículo anterior

Una revisión y predicción: sé audaz, ahora

Artículo siguiente

5 consejos para mujeres emprendedoras

Deja un comentario