Lazo rosa gigante

25 años del lazo rosado

Hace 25 años, Evelyn H.Lauder – nuera de la fundadora de Estée Lauder Companies- empezó un movimiento para concientizar acerca del cáncer de mama: el lazo rosado. En el aniversario de esta famosa campaña, recordamos cuáles han sido los avances en el terreno de la difusión de esta enfermedad y qué lugar tendrá Guatemala en las actividades que se realizarán durante todo el mes de octubre.

Una noticia entristeció el mundo del espectáculo hace unos días, cuando la actriz  Julia Louis-Dreyfus (56) reveló que tenía cáncer de mama a través de un comunicado en Twitter1 de cada 8 mujeres sufre cáncer de mama. Hoy soy esa una. La buena noticia es que tengo al más glorioso grupo de familia y amigos que me apoyan y cuidan, y un fantástico seguro a través de mi sindicato. La mala noticia es que no todas las mujeres son tan afortunadas, así que luchemos contra todos los cánceres y hagamos que la sanidad universal sea una realidad”.

Si bien el caso de Julia pone bajo los reflectores esta enfermedad, no toda la población es consciente de la importancia que tiene la prevención para combatir el cáncer de mamá. Según cifras de Estée Lauder Companies, la segunda causa de muerte en las mujeres peruanas es el cáncer de mama: a diario mueren cuatro mujeres, al año fallecen más de 25.000 y el 85% de los casos solo se diagnostican en estados avanzados. 

Gracias a el lazo rosado, además, se conmemora el Día Nacional de la Mamografía el tercer viernes de octubre.

Felizmente, hay iniciativas que buscan alumbrar el camino de las mujeres que padecen esta enfermedad e, incluso, luchar porque la prevención sea la mejor aliada de quienes no han sido detectadas con cáncer: el lazo rosado es una de ellas, la campaña pionera en crear consciencia sobre el cáncer de mama. En el aniversario de su fundación, recordamos cómo nació este movimiento.

Mujer visionaria

Durante varios años, miles de mujeres morían por cáncer de mama y nadie hacía nada al respecto. A inicios de los noventa, Evelyn H. Lauder –junto a Alexandra Penney, ex jefa de redacción de la revista Self-, crearon la cinta rosada (1992) con el propósito de visibilizar esta enfermedad e investigar cómo podía ser contrarrestada clínicamente.

Uno de los primeros anuncios del lazo rosado se publicó en la carta editorial de la revista “Self”

Todo empezó como un sueño ya que, hace 25 años atrás, nadie asociaba la cinta rosada con el cáncer de mamá, no existía una fundación para la investigación de este cáncer, y no se iluminaban monumentos para crear conciencia en las metrópolis más grandes del mundo. Hoy en día, la situación es claramente distinta: es imposible no reconocer la causa que persigue la cinta rosada, se han recaudado más de $70 millones de dólares para financiar investigaciones sobre esta enfermedad, y se han realizado más de 1000 iluminaciones rosadas alrededor del mundo (las más importantes han sido en el Sydney Opera House, Kensington Palace, el Duomo de Italia, la torre de Pisa, y más).

Al inicio, la campaña empezó a difundirse a través de las marcas de Estée Lauder Companies y, poco a poco, empezó a convertirse en un tema de política nacional. En 1993, tan solo un año después de haber fundado el movimiento, Lauder y Penney solicitaron a Washington establecer el Día Nacional de la Mamografía, que hoy se celebra alrededor del mundo el tercer viernes de octubre.

Lazo de cambio

El lazo rosado ha tenido un enorme impacto en los avances en torno a mitigar la aparición del cáncer de mama y mejorar la vida de las personas que padecen esta enfermedad. Uno de ellos fue la creación de la Breast Cancer Foundation (BCRF), fundada por la mismísima Lauder. A través de las investigaciones de la organización, las tasas de mortalidad por cáncer de mama han disminuido en un 38% en los últimos años, se ha descubierto que hay varios tipos de cáncer y que los tratamientos pueden llegar a ser totalmente distintos para cada persona, y la cirugía ha dejado de ser tan invasiva para las mujeres.

Además, se han podido conocer de cerca cuáles son los factores que pueden reducir el riesgo de padecer esta enfermedad: dejar de fumar (según la Sociedad Americana Contra el Cáncer), limitar el consumo de alcohol a no más de una bebida al día, ejercitarse de cuatro a siete horas por semana, y consumir alimentos más ricos en nutrientes, son algunas de las enfermedades que podrían prevenir el riesgo. 

Evelyn H. Lauder falleció en el 2011. Su legado para erradicar el cáncer de mama aún continúa vigente.

Pink Ribbon 25 – #PinkRibbon25

Etiquetas:
0 shares
Artículo anterior

Pera o manzana ¿cuál es tu figura?

Artículo siguiente

Despierta la pasión con un masaje erótico

Deja un comentario